Month: May 2014

ALL YOU NEED IS KILL: EL MANGA QUE INSPIRA “AL FILO DEL MAÑANA”

“El alma de los soldados no se encuentra en sus cuerpos, sino que duerme en sus armas”

Esta es una historia que nos sumerge en el fragor de una batalla sin fin. Adrenalina, adicción a las emociones fuertes, soldados que deciden darlo todo por la humanidad. Estos son los ingredientes básicos de un relato, que como el día de la marmota, hemos experimentado ya en otras muchas ocasiones en el Cine. El director Doug Liman, junto con Tom Cruise y Emily Blunt, hacen una adaptación del mismo en su nuevo film, titulado “Al filo del mañana”.

Tras leer el cómic Manga novelado, con textos, párrafos, como si fuera una novela normal, en la que solo hay unas pocas ilustraciones para que nos hagamos una idea de cómo son los personajes principales, llego a la conclusión de que el género de la Ciencia Ficción ha entrado en un perpetuo bucle temporal del que no sabe cómo salir. Y esta afirmación viene hecha de forma literal aposta, porque este cómic trata precisamente sobre un soldado novato que vive en un día de la marmota continuo donde no hace más que revivir la misma batalla. La solución a esta trama no puede ser más simple: el soldado buscará la manera de salir de ese bucle. La cuestión es: ¿Podrá hacerlo?

“All You Need is Kill” además es un relato más, de una larga lista, en el que Encontramos el típico mensaje ecologista aleccionador sobre los peligros que conlleva el desarrollo tecnológico, y también parece el diario de guerra escrito por un soldado. Narrado por el propio protagonista en primera persona, a lo largo de 240 páginas, encontramos descripciones de la batalla, y cómo está se va viendo alterada a medida que Keiji, nuestro héroe, va descubriendo el modo de acabar con su situación particular. Además, no estará solo, porque otra persona experimenta lo mismo que él, una joven llamada Rita Vratasky, apodada “Perra de Guerra” o “Diosa Vengadora”, por su ferocidad y habilidad en el combate. Y no puedo olvidar de mencionar al enemigo que intenta aniquilarnos, los Miméticos, una raza alienígena superevolucionada, que no es tan extraterrestre como parece.

Los personajes de Keiji y Rita están bien desarrollados. El autor del cómic, Hiroshi Sakurazaka, nos dibuja un buen perfil psicológico de ambos en el que conocemos bien sus sentimientos, y lo que experimentan cada vez que entran en combate. Hasta aquí podemos hablar de las partes más positivas que encontramos en la novela. Desconozco cómo estarán hechas en el film y si se parecerá en algo al original. Pero desgraciadamente, no todo es positivo y hay argumentos en contra que hacen suponer que ver esta película pueda ser una enorme pérdida de tiempo, al menos, verla en el cine y pagar el dinero de la entrada junto con los costes añadidos que esto trae.

Efectivamente, el alma de Keiji duerme en su arma, es un adicto a la guerra, un perfil de personaje que ya hemos visto por ejemplo “En Tierra Hostil”. El conjunto de la historia está compuesto de guiños y referencias claras a otras películas, desde “Starship Troopers”, pasando por “Asesinos Cibernéticos” o “Pacific Rim”. La estética, tanto de los dibujos del manga como de la película parecen más bien sacados de un videojuego. Tras haber leído las más de 200 páginas del original, llego a la conclusión de que habría sido mucho mejor haber plasmado esto en un videojuego, de todas formas, como buen aficionado al cine que ya ha visto numerosas películas a lo largo de su corta existencia de 26 años, esta nueva película de Tom Cruise se me antoja como una clara tomadura de pelo similar a su anterior “Oblivion”. Destaco que esto no es más que una valoración del cómic que sirve de base para el guion de la película, la cual, no he visto. La impresión dejada por el texto es de agotamiento del género y de falta absoluta de creatividad procedente de Hollywood, que ya no saben muy bien qué hacer.

No podemos obviar que el género de Ciencia Ficción es el más complicado que hay, tanto a nivel literario como cinematográfico. Hay que trabajar muy bien una historia de este estilo para que te quede algo medianamente digno. Y últimamente, predominan los pastiches y mezclas de otras historias, tanto a nivel adulto como a nivel juvenil, del cual tenemos ejemplos muy recientes, véase “Los Juegos del Hambre”(copia clara de Battle Royale), “Divergente” o “The Host”. No debemos buscar la genialidad, porque “Asimov”, “K Dick” etc. solamente hay uno, pero en fechas recientes, hemos hablado de que una historia puede ser muy fantasiosa, lo cual no excluye que no se le exija un mínimo de coherencia dentro de ese ejercicio de imaginación pura.

Digo esto porque no es medianamente creíble que una raza superior a nosotros, con una tecnología muy superior, no hayan sido capaces de destruirnos sin problema. Y es que, los Miméticos poseen un poder que les permite retroceder en el Tiempo para poder modificar los resultados de las batallas perdidas. ¿Alguien puede pensar que con semejante poder no es posible aniquilar de un plumazo a una raza que es inferior en todos los aspectos? Hay ejercicios de fantasía que dejan mucho que desear, además de que están muy rebuscados y resultan farragosos.

No soy un experto en el asunto de los Manga, pero creo que este “All You Need is Kill” deja bastante que desear sobretodo porque es una buena idea mal aprovechada y que se nota muy poco trabajada. No soy consciente de si Doug Liman ha realizado una adaptación literal de esto. Por lo pronto, la lectura no me ha aportado motivos o razones de peso que me lleven a tener ganas de ver la película, más bien, me ha confirmado mis primeras sospechas de que es un producto manido, repetitivo, el cual, solo los desconocedores del cine y de la ciencia ficción, podrían llegar a encontrar como algo bueno.

Advertisements

EASY RIDER: UN ENSAYO SOBRE LA LIBERTAD

Este Blog nació con la vocación de ser un espacio de encuentro para todos los que amamos el Cine. Eso quiere decir que es un lugar para el debate y el diálogo, donde se pueden intercambiar opiniones sin ningún tipo de problema, y donde todos los criterios son bienvenidos. Precisamente esa es su esencia porque los creadores del mismo, somos de esas personas que aun creemos en algo llamado Libertad, ese precioso concepto que en este mundo caótico puede desaparecer en cualquier momento. Aunque debo hacer un matiz a este respecto: una cosa es que quepa la Libertad, pero no el Libertinaje. Y es que, las opiniones que estén plagadas de insultos o descalificaciones, no se consideran aportaciones interesantes y enriquecedoras, por eso se eliminan. Seguramente que os estaréis preguntando por qué lanzamos esta parrafada. Pues porque el artículo de hoy no es como los demás. No vamos a lanzar una crítica de Cine o una breve noticia sobre una polémica relacionada con algún actor o algo por el estilo.

Ayer hubo elecciones en Europa. Se elegía a los que van a gobernar el chiringuito de la Unión Europea próximamente. Pero no vamos a hablar sobre películas que versen acerca de las elecciones o la formación de esa UE. Vamos a hablar sobre la esencia de este Blog, vamos a reflexionar acerca de la Libertad, ayudados por una película que, en su momento, rompió moldes. Una cinta que es reflejo de una época concreta y de una sociedad concreta, pero que no está tan anticuada como a algunos les gustaría. Desde luego, estará mejor o peor hecha. Pero en el fondo del film encontramos una excelente defensa de la Libertad que sigue vigente hasta el día de hoy.

Hablamos de la película “Easy Rider: Buscando mi Destino”. Me he tomado la Libertad de cambiar el subtítulo para adaptarlo al mensaje que quiero transmitir en los siguientes párrafos sustituyendo el posesivo por el plural “Nuestro”, porque al fin y al cabo, quien puede negar que en la era de la Sociedad de la Información en la que vivimos, no estamos todos los días buscando ese Destino. Son tiempos en los que se destruye Inteligencia cuando antes se creaba. Son tiempos en que es mejor ser todos Igualmente Mediocres porque así todos somos felices y dichosos al mismo tiempo. Pero claro, nadie se ha preguntado por qué se quiere este tipo de Sociedad. Todos los días salimos de casa para ir a trabajar o estudiar. Pero no sabemos cuanto tiempo va a durar ese estatus. Este fin de semana, leía unas reflexiones acerca de esta Unión Europea de la que formamos parte. El autor afirmaba con total rotundidad que la “Cultura Europea está muerta”. Justificaba este argumento estableciendo que una Cultura donde se promueve la Muerte y no se defiende el valor de la vida humana (Aborto) está necesariamente condenada al fracaso y a la muerte.

Cada uno podrá pensar lo que crea conveniente sobre esto porque no es objetivo del artículo ahondar en dichas cuestiones. Hoy solamente vamos a rendir homenaje a esa Libertad que, cada día, da un paso más hacia su inminente Destino: ¿La desaparición? Desconozco si la Cultura Europea está muerta, pero sí que tenemos datos que apoyan la tesis de que, todos los días, y especialmente el de ayer, damos pasitos cortos para cercenar la Libertad individual en pro de un Gran Hermano muy aficionado a controlarnos. ¿Y como se puede conseguir esto? Pues muy sencillo: con el Miedo. Recientemente, un economista reflejaba en su último libro una idea clave para entender nuestra Era Presente: básicamente nos dice que la agitación y la propaganda han logrado su objetivo, que es el de hacernos creer que sin ese Gran Hermano no tenemos posibilidades de Sobrevivir. Dicho de otra forma, Papá Estado nos protege hijos míos, no tengáis miedo, él nos ayudará cuando todo esté mal, para eso tenemos las subvenciones ¿No? ¿Qué es eso de trabajar? ¿Qué es el esfuerzo? ¿Qué es eso de ser inteligente? ¿Qué significa Pensar? ¿Qué significa Reflexionar? ¿Qué es eso de la Libertad? ¿Para qué necesitamos todas estas cosas si nuestro Gran Padre Estado cuida de nosotros y vela por nuestra Seguridad?

En la tercera entrega de la trilogía de El Caballero Oscuro, un personaje lanza un interesante aserto: “La supervivencia es cosa de espíritu”. Más claro no puede ser. ¿Queremos Libertad? ¿Queremos Sobrevivir? Pues depende de nosotros. El Estado no va a lograr que sobrevivamos, en todo caso, él va a sobrevivir a costa nuestra. Tiempo atrás hubo una serie de personas, a los que bautizaron como “Generación Beat” que se hartaron de estas cosillas de estar controlados por el Sistema. Tomaron una vía peligrosa también en el sentido de que la Libertad conlleva un precio, y vivir al margen de todo puede salir caro. Luego llegaron los hippies con su paz y amor, el ácido lisérgico y las comunas. Hay que leer a Kerouack, Hunter S Thompson y Tom Wolfe para comprender verdaderamente esa época. Sí, los hippies se drogaban, y por lo tanto no eran libres, pero en su origen como los beat, defendían un ideal por el que merece la pena luchar. Y es que cuando el Sistema es corrupto y no cumple sus obligaciones para con los ciudadanos ¿Por qué los Ciudadanos debemos seguir permitiendo que nos roben descaradamente vía impuestos? ¿Acaso ese dinero se destina a cosas que necesitemos?

Esta pregunta me lleva unos cuantos años después, a esa generación de maestros de la escritura como Palahniuck, Welsh o Easton Ellis. Ya lo dice Tayler Durden: “Tenemos dinero para comprar mierdas que no necesitamos”. Estamos en la Sociedad de la Información, en la Era Digital. ¿Y qué? Ahh bueno, todo sea por el progreso tecnológico. ¿Se ha planteado alguien que todos los avances tecnológicos que hay, en el futuro, pueden servir para aniquilar nuestros Derechos y Libertades? Bueno, mejor dicho, ya lo están haciendo. Pensamos que regalando a los niños portátiles o tablets en el colegio, van a salir “mejor preparados” que sus antecesores. ¿Para qué necesitan saber los jóvenes qué pasó en la Segunda Guerra Mundial si lo pueden buscar con Google? Un director de revista hace poco ha bautizado la Educación como Edu-Castración. Pienso que es verdad. Se ha castrado intelectualmente a los jóvenes para que no piensen ni reflexionen, para que no puedan tomar decisiones libremente, amparado por unos padres que han renunciado a su labor de Educadores principales, siendo sustituidos por los “modelos” que sus hijos ven en la TV e Internet.

“Nuestra Gran Guerra es la de los Medios de Comunicación”, de nuevo, la sabiduría de Tayler Durden nos golpea con fuerza inusitada. Algunos se preguntan cómo cierto partido nuevo ha podido ganar esa gran cantidad de votos y adhesiones. Pues a esos medios que se lo preguntan habría que recordarles que ellos mismos han servido como altavoz a su Gran Timonel para que pueda lanzar sus omilías sin problema. Pero ya es habitual que solo tengamos memoria para aquello que nos interese.

Mientras todo esto sucede, unos pocos somos los que estamos realmente, y perdón por la expresión, jodidos. ¿Qué opción nos queda cuando ganan partidos que representan la violencia y el fanatismo? ¿Qué opciones tenemos los jóvenes de la Edu Castración de salir adelante? ¿Debemos volver a ese tema de las comunas hippies? Creo que al final solo nos queda la opción de lanzarnos a la carretera a buscar nuestro Destino al margen de todo y de todos. Como hacen Dennis Hopper y Peter Fonda en Easy Rider. Coger las motos y ser verdaderamente Libres. Ya lo dice uno de los personajes con los que se encuentran, George Hanson, interpretado por Jack Nicholson:

“Muchos se llenan la boca hablando sobre la Libertad Individual. Pero cuando se encuentran con alguien que vive realmente como una persona Libre, se cagan de miedo”.

Lo cual, confirma una de las tesis mencionadas anteriormente sobre la agitación y la propaganda. Se han encargado, y les ha funcionado, de que estemos bien atados a Papá Estado y que pensemos que no es posible vivir de otra forma. Lo cierto es que, la situación actual puede cambiarse, pero ese cambio no es fácil. Requiere tiempo, y ante todo, voluntad para hacerlo. Es cosa de Espíritu. ¿Se percibe voluntad de un cambio verdaderamente útil?

Por el momento, creo que la única opción viable que tenemos es la de lanzarnos a la carretera, y lamento ser pesimista. Europa ha sucumbido al fanatismo y a la radicalidad, sin ser consciente de lo endeble que es la Libertad. Es esta falta de conocimiento la que posibilita que el fanatismo triunfe. Os dejo un video para la reflexión, con buena música. Ojalá pudiese hacer otra cosa. Ayer eché una papeleta para cambiar este Sistema, con la esperanza de regenerarlo de verdad, no para mí, sino para las futuras generaciones. Y eso no se consigue votando fuerzas que defienden la violencia.

BIG BAD WOLVES: IMPACTANTE, CRUDA, MAGNÍFICA

“Este es un cuento relatado por la Policía Israelí. Y como todo cuento, empieza con un Lobo. Un Lobo que no se conforma solo con comerse a las niñas. El Lobo eres tú por cierto”

Tarantino ha dicho de esta película que es la “mejor que ha visto este año”. Yo diría sin duda, que es una de las Mejores, porque ha habido, por el momento buenas cintas, aunque si bien es cierto, que han sido pocas. Procedente de Israel, nos llega una cinta que sobrecoge e impacta. Desde luego, las sensaciones que he tenido durante el metraje han sido varias, y todas rozan la pura tensión, el impacto y la crudeza. Una historia poderosa realizada de manera portentosa por la grandiosidad de sus imágenes. Nunca antes había oído hablar de los directores Navot Pushado y Aharon Keshales, pero a partir de ahora, no se me olvidarán sus nombres. Porque estarán asociados a una película realmente magnífica y que no dejará a nadie indiferente.

Como decía al comienzo, este es un Cuento sobre un Lobo, alguien que disfruta matando y violando niñas, y que es muy escurridizo, porque la policía es incapaz de pillarle. Todo transcurre en una pequeña población, alejada del ruido urbano, rodeada de bosques y praderas, donde los gritos son silenciados. Los brutales crímenes de este monstruo, entrelazarán la vida de tres hombres, cuyos destinos se ligarán en uno solo, el cual, tiene posibilidades de acabar bastante mal: por un lado, un policía que siempre actúa en esa fina línea que separa la Ley de la Injusticia; el padre de una de las víctimas, desesperado y sumido en la rabia por la pérdida, incapaz de soportar la incompetencia de la policía para coger al asesino; y un profesor de Estudios Bíblicos, que al parecer, es el principal sospechoso de los crímenes. Además, este Lobo tiene una particular firma con la que se burla de las familias de sus víctimas, y es que esconde las cabezas de las mismas.

Es una fábula sobre la venganza con ciertos toques de humor negro que aderezan un poco la crudeza de ciertos momentos. Poco a poco vemos también cómo el policía va cambiando de actitud ante los horrores que contempla reflejados en el padre justiciero, que en un momento sentencia: “Los Psicópatas solo temen a otros Psicópatas”, manifestando de este modo que es consumido por su lado más tenebroso, y que está dispuesto a llegar a donde haga falta para recuperar la cabeza de su hija. La película nos sumerge en un debate que ya hemos podido tener en más de una ocasión sobre una de esas cuestiones morales de carácter universal: ¿Estamos legitimados a tomarnos la Justicia por nuestra mano? Aquí dejo la pregunta, vosotros reflexionad sobre el asunto.

¿Es una película recomendable? ABSOLUTAMENTE

¿Merece la pena el dinero de la entrada? ABSOLUTAMENTE

Solo me queda desearos a todos que la disfrutéis.

 

JOVEN Y BONITA: UN JUEGO PELIGROSO

He tenido la oportunidad de ver esta película, que aún se encuentra en algún cine, aunque no muchos. Pienso que va a pasar sin pena ni gloria, lo cual tampoco me extraña demasiado. Tras haberla visto y haber reflexionado un poco sobre el film, llego a la conclusión de que es una historia fallida que podría haber dado mucho más de sí. Esto me lleva a cuestionarme a mí mismo, porque si uno busca información sobre la misma, podrá comprobar que tiene muy buenas críticas en general. Pero esto también me conduce a la inevitable conclusión de que alguno se ha embolsado una considerable cantidad de dinero por hablar bien de este producto.

Soy incapaz de definir cuál es el target al que va dirigida. ¿Puede que vaya dirigida a aquellos que sean padres de niñas adolescentes? Puede ser, de hecho, la protagonista es una jovencita de 17 años, dicho sea de paso, muy atractiva con un enorme sex appeal. La actriz elegida para el papel, Marine Vacht, que ha sido modelo, encaja a la perfección en el papel de adolescente, aunque se nota que tiene poca experiencia como actriz. Personalmente no me ha transmitido nada. Tiene momentos altos y bajos en el film, ciertos fotogramas en los que parece que por fin va a cambiar su expresión facial, pero enseguida nos decepcionamos porque sigue impertérrita. Si acaso tiene un momento único en toda la película, que dura hora y media, en el que el espectador pueda realmente empatizar con ella.

¿Cuál es el planteamiento de este film? Pues Isabelle es la típica chica de 17 años que lleva a rajatabla lo que Rimbaud decía en uno de sus poemas, eso de que “A los 17 no se puede ser serio”. De hecho, el poema es recitado entero en el film por los compañeros de clase de Isabelle. Puede decirse que el texto sirve de esencia para esta película, en la que se nos dice que esa edad es la etapa de los excesos, donde el amor también es desinhibido. Vale, hasta aquí puedo llegar a comprenderlo. Ahora bien, me surgen las siguiente preguntas: ¿Con este poema pretende justificarnos el director el hecho de que Isabelle decide meterse a puta? (Buena parte del metraje son escenas de sexo con algún que otro señor madurito) ¿Es que como la adolescencia es una etapa difícil todo está justificado? Afortunadamente, cuando la madre de la chica se entera de lo que su hija hace la da una paliza. Afortunadamente, tenemos una reacción coherente. Pero enseguida todo se viene debajo de nuevo como un castillo de naipes.

Digo esto porque volvemos a encontrarnos con cliché bastante explotado en series juveniles o en películas sobre adolescencia, y es que gusta bastante eso de poner a los padres como unos peleles que no se enteran de nada o unos tiranos que coartan las libertades de los hijos. Por otro lado, en esta película encontramos otro personaje importante en la vida de Isabelle, su hermano más pequeño que está en la pre adolescencia y al que no sé muy bien cómo definir. Podría ser un poco voyeur, porque espía a su hermana cuando esta va ligerita de ropa, parece incluso que es el único que no se toma ni mal ni bien el hecho de que su hermana sea una puta. Desde luego la película no escatima en mostrarnos el estereotipo del preadolescente pajillero. Este personaje se queda al final en eso, y es una pena.

¿La película retrata los problemas de la juventud actual? ¿Redes sociales, pornografía en Internet? Sí, pero no ofrece ninguna solución a los mismos. El director, François Ozon, se queda muy tranquilo enumerándonos cosas que ya sabemos y sibilinamente toma partido culpabilizando a Internet y el progreso tecnológico de los males de la Joven y Bonita Isabelle. Lo cierto es que hubiese estado mucho mejor ahondar en el perfil psicológico del personaje, averiguar con más detalle qué es lo que impulsa a una chica a obsesionarse con perder la virginidad y cómo eso desemboca en transformarse en prostituta. La sensación global que me ha dejado la película es de que es “sectaria” y muy tendenciosa, porque todo el argumento acaba reduciéndose a una de las escenas en la que un cliente le dice a Isabelle: “La que es puta un día, lo es al siguiente”. Este film es en sí mismo un Juego bastante Peligroso porque critica pero al mismo tiempo justifica las actitudes de Isabelle. No es una película que recomiende a nadie, aunque para ser justos, es una buena llamada de atención para aquellos que sean padres, para que recuperen su labor como Educadores y no dejen que sus hijos tomen como modelo lo que vean en los medios de comunicación. Un film con buenas ideas mal ejecutadas y carentes de magia.

GUERRA MUNDIAL Z: ENTRETENIDA Y MEJOR DE LO ESPERADO

Que nadie malinterprete el titular. Desde luego que lo he pasado muy bien viendo esta película, no aburre y hasta tiene momentos de cierta tensión bastante bien llevados. Pero desde luego no es ni tan buenísima como dicen algunos, ni tan malísima como dicen otros. En su momento afirmé que no quería ver esta película en el cine. Ahora que ya está en DVD y a un precio que no supera los diez euros, me ha parecido oportuno verla y así ya poder lanzar un juicio más adecuado sobre la misma. Entre otras cosas porque fue si acaso el bombazo del verano pasado. Pero creo que  fue un bombazo más bien “ficticio”, porque claro, Brad Pitt no es que sea el protagonista de la cinta, es que además pone la pasta para llevarla a cabo.

Tras el éxito de su estreno, se anunció que la segunda parte se pondría en marcha próximamente, y si las noticias no han cambiado mucho, será el español Juan Antonio Bayona quien la lleve a cabo, pero será supongo dentro de un tiempo considerable, porque antes tiene otro proyecto personal que quiere llevar a cabo, la adaptación de “Un Monstruo Viene a  Verme”, libro que hemos analizado en LocosdelCine en otro artículo y que podéis encontrar sin problema. Que quede claro que, no comparto el entusiasmo por una segunda parte de esta Guerra Mundial Z, porque entre otras cosas soy incapaz de vislumbrar una solución medianamente coherente para esta historia, algo que ya se podría haber hecho perfectamente en esta primera entrega simplemente alargando un poquito más el metraje. Hay veces que es mejor ver una película que supere las dos horas y solucionar bien una historia que andar haciendo secuelas por que sí. Pero no vamos a ser tan ingenuos como para pensar que esto no tiene un objetivo únicamente comercial.

Como decía anteriormente, creo que es una película muy entretenida, pienso que Brad Pitt hace un papel estupendo, pero no entra dentro de sus mejores interpretaciones ni de lejos, y además aunque sea una historia más de Zombis, sí que tiene un planteamiento algo diferente. Considero que no es una película que debamos meterla en el “Género Zombi” del estilo de George Romero, más bien se sitúa en el plano de una cinta de corte apocalíptico, muy cercana a películas como “Estallido” o “Contagio”, es decir, películas que nos hablan sobre los desastres ecológicos que continuamente causa el ser humano  y que, la madre Naturaleza, no tarda en cobrarse su venganza por ello. Hay que estar muy atentos  a los créditos iniciales de Guerra Mundial Z, porque es ahí donde se desgranan ciertas perlas ecologistas del director Marc Forster con las que nos da una aproximación a la causa de la pandemia.

Porque la gracia de este film está en averiguar quién es el Paciente 0, dónde se ha originado esta debacle y cómo se puede parar. Brad Pitt es el héroe de la ONU, experto en este tipo de casos, encargado de resolver el misterio, y estará dividido entre quedarse con su Familia o enfrentarse a ese trabajo que dejó y que en el pasado casi logra destruir su matrimonio. La esencia de la historia es muy simple, y no es una adaptación literal del best seller de Max Brooks, imposible de llevar a cabo al lenguaje cinematográfico, porque el original está escrito como si fuera un documento periodístico, un reportaje que está situado en la línea temporal posterior a la pandemia, después de que el mundo entero haya sucumbido al apocalipsis zombi. El periodista es el protagonista y narrador, nos va desgranando los hechos a través de testimonios de civiles que perdieron a familiares  por la plaga. Es casi como un documental transcrito al papel. ¿Habría sido mejor haberlo hecho así? Seguramente, incluso le habría aportado cierta originalidad, aunque no mucha, porque tenemos ejemplos señalados de películas sobre zombis grabadas como si fuera un reportaje: el primer ejemplo es patrio, nuestra REC, de Jaume Balagueró y Paco Plaza, muy bien realizada como producto absurdo de serie B; y por otro lado “La Tierra de los Muertos” de George Romero, filmada con la misma cámara y una atmósfera similar a REC, como si el que graba fuese un civil con su cámara de video casera.

Al terminar de ver Guerra Mundial Z, me sorprendí por lo bien que lo había pasado, porque esperaba algo tremendamente malo o tremendamente bueno, pero no, es un producto de entretenimiento sin demasiadas pretensiones. Desgraciadamente, Marc Forster, director de la chapuza de Quantum of Solace, tiene antecedentes de querer largarnos panfletos metafísicos que al final solo consiguen arruinar una historia interesante. En esta ocasión, ha optado por la acción y la emoción y le ha salido bien, pero me alegro de que la segunda parte cambie de manos. No es que sea la mejor película para recomendar, pero sí que resulta un ejercicio bueno para pasar una buena tarde de cine en casa.

KILLER JOE: SOBRECOGEDORA Y ASFIXIANTE

Es un hecho innegable que Matthew Mcconaughey poco a poco, va convirtiéndose en un gran actor. Tuvo unos años en los que solo hacia gilipolleces, para qué vamos a engañarnos, sobre todo si tenemos en cuenta “Sahara” o “Tropic Thunder”. Lo cual resultaba raro, especialmente porque tiene una película que me encanta llamada Tiempo de Matar, que adapta el best seller de John Grisham. Afortunadamente, en cuestión de poco tiempo, ha logrado reconstruir su carrera y que le volvamos a tomar en serio.

Muchos seguramente le recordarán por su aparición breve en el Lobo de Wall Street acompañando al portentoso DiCaprio, y también por esa serie que aún no he visto llamda True Detective, que ya muchos apuntan como magnífica y obra maestra. Veremos en su momento. Ahora, voy a centrarme en una de sus últimas películas, y creo que además es la cinta póstuma de William Friedkin, el que dirigió el Exorcista. Se llama Killer Joe. Y es una auténtica maravilla.

Pocas veces uno logra pasar verdadero miedo. Últimamente el género de los Psicópatas estaba en horas bajas. Pero ha llegado Joe (Matthew Mcconaughey) y ha cambiado mi perspectiva. Es una cinta plagada de humor negro y sarcasmo, pero al mismo tiempo, llega a sobrecogerte. El planteamiento es muy sencillo, pues los protagonistas son una familia de paletos texanos que se creen más listos que nadie. Traman un plan para matar a una persona cercana y cobrar el seguro de vida, pero no se atreven a hacerlo ellos, así que contratan a un asesino profesional llamado Joe, que es además uno de los mejores inspectores de policía de la localidad. A medida que avanza el metraje vamos conociendo a un Joe tranquilo, metódico, frío y desde luego sanguinario. Un auténtico monstruo con la careta de servidor de la ley.

La he descubierto en DVD. En el Cine duró bastante poco. Se nota también que es una película hecha con un presupuesto no muy alto. Pero funciona a la perfección en todos los sentidos. Un guión simple en su planteamiento y muy bien realizado. Esta es una de  mis recomendaciones de la semana para ver en casa. Mañana, hablaremos de otra.

GODZILLA (2014): HOMENAJE AL REY DE LOS MONSTRUOS

“La arrogancia del Hombre es pensar que puede controlar a la Naturaleza”

Desde luego, el mensaje lanzado en esta nueva versión del Rey de los Monstruos, no puede ser más claro. Como ya sabemos, el Hombre se piensa que puede hacer con la Madre Tierra lo que le venga en gana, pero lo cierto es que esto tiene sus consecuencias. Ya no se lanza el mensaje que alerta sobre los peligros de las armas nucleares. La llamada es más o menos la misma lanzada ya en otras películas, por ejemplo, recientemente lo hemos comprobado en “el Origen del Planeta de los Simios”. ¿Qué ocurre cuando experimentamos con animales sin tener escrúpulos? Pues que puede surgir un mono llamado César con un buen cabreo y quiera aniquilarnos.

El director Garreth Edwards, responsable de los efectos especiales de “Monstruoso”, nos deja claro que su Godzilla es un claro homenaje al origen del personaje. Esta nueva película nos lleva a las primeras cintas en las que aparece este monstruo gigantesco, con una clara intención de homenajearle; por otro lado, Edwards ha llenado su cinta de guiños hacia otras películas del género como Jurassic Park, Alien o la reciente Pacific Rim (sobre la cual aclararemos más adelante una cuestión) . ¿Esto quiere decir que es mala? Ni mucho menos, es una película realmente estupenda, un ejercicio de entretenimiento que no dejará indiferente a nadie. Pero por supuesto, no es perfecta, y es que tiene bajo mi punto de vista, unos fallitos que hacen recaer un poco esta aventura: por un lado, el desarrollo de los personajes. La película tiene a un actorazo, Bryan Cranston, más conocido como Walter White, más conocido a su vez como Heisenberg. En esta ocasión interpreta a Joe Brody, un ingeniero que trabaja en la central nuclear de Janira en Japón. En el año 1999 hay una serie de temblores extraños que sacuden la central provocando una fuga radiactiva. En ese accidente muere su esposa, y se quedan solos él y su hijo Ford Brody.

Quince años después, Joe regresa a Japón, obsesionado con que en la central ocurrió algo muy extraño que las instituciones se esfuerzan por ocultar. Esta obsesión rompe su relación con su hijo Ford al que apenas ha visto en los últimos años. Este se ha convertido en un padre de familia y se dedica a la desactivación de explosivos. Ford debe regresar a Japón para ver a su padre, que sigue empeñado en resolver el misterio, asociado a unos fósiles hallados en Filipinas; unos huesos de criaturas enormes procedentes de tiempos pretéritos. Solo hay un nombre…GODZILLA

Una doble amenaza se cierne sobre la Humanidad. Dos criaturas que se alimentan de energía nuclear. ¿Cómo se les puede detener? El doctor Ichiro Serizawa (Ken Watanabe) lo tiene claro. “La Naturaleza tiene sus propios mecanismos para restablecer el equilibrio”. Y parece que Godzilla es esa arma que la Naturaleza envía cuando ese equilibrio se destroza.

“ Let Them Fight” dice Serizawa en un momento del film. El combate esta vez no lo decidiremos los humanos. Como bien mencionaba antes, uno de los fallos es el desarrollo de los personajes. Tanto Joe Brody como Serizawa son los dos personajes que mantienen el ritmo del film, podría decirse que ambos aportan las neuronas en este caos, porque los que están alrededor sinceramente aportan bastante poco, incluido Ford Brody. Y por otro lado, el guión tiene unos cuantos agujeros relacionados con Godzilla en el aspecto científico. Evidentemente, parece que el monstruo es como una especie de Guardián de la Tierra que sale cuando las cosas se vuelven locas, pero ¿Cómo es posible que lance llamaradas por la boca? ¿Por qué tiene esos poderes? Además de que los monstruos a los que se enfrenta son Nucleares.  Teniendo en cuenta las llamaradas que suelta Godzilla, perfectamente podría haber pegado un petardazo y todos volamos por los aires. No deja de ser una película y tampoco es cuestión de exigir un alto nivel de realismo, pero esta es de esas cintas que tiene un contenido científico, por lo que no debe poner cosas que se salgan demasiado del tiesto.

Solo me queda añadir que, aquellos que la comparen con Pacific Rim, estarán cometiendo un error importante. Que conste que Pacific Rim me chifla, soy un absoluto fan y deseo que Guillermo del Toro nos deleite con su segunda entrega lo antes posible, pero Godzilla es un terreno aparte aunque ambas pertenezcan al Género Kaiju Eiga (algo así como Monstruos Gigantes). Godzilla tiene un mensaje ecologista muy claro y dentro de lo fantasioso, sus pretensiones son más realistas. La epopeya de Del Toro es otro estilo, pura Ciencia Ficción homenaje a Mazinger Z o Neon Genesis Evangelion. Y, que conste también, la anterior película de Godzilla, la dirigida por Ronald Emmerich, me encanta y la considero igual de buena que lo pueda ser esta nueva versión. Sobre todo remarco lo de que son películas absolutamente distintas aunque el Rey de los Monstruos sea el protagonista.

PLAN DE ESCAPE: ENTRETENIMIENTO DEL BUENO

En esta ocasión tenemos a dos de los Mercenarios principales, Stallone y Schwarzenneger, juntos en una prisión de máxima seguridad que haría las delicias de los chicos de Prison Break. “Plan de Escape” es una cinta de acción al más puro estilo de estos dos brazos fuertes del cine de acción ochentero. Puede parecer que es una película más que reúne el esquema normal de mamporros explosiones y acción de malos contra buenos, pero lo cierto es que es mucho más que eso.

Ray Breslin (Stallone) es un hombre que se dedica a infiltrarse en las prisiones de USA más grandes y, supuestamente, inexpugnables. Enseguida, surge la pregunta de qué es lo que empuja a un hombre a hacer ese tipo de trabajo, un misterio que rodea al personaje durante toda la película y que esconde una respuesta dolorosa. Para saber más, hay que ver la película. Un día, Ray recibe un nuevo y misterioso encargo procedente de la Agencia de Seguridad Nacional: infiltrarse en una nueva Prisión Secreta que está operando sin el conocimiento de instituciones gubernamentales. Lo que Ray desconoce es que esta prisión ha sido construida siguiendo las ideas expuestas por él mismo en un libro que ha escrito sobre cómo mejorar las estructuras de los centros penitenciarios.

Pronto vamos descubriendo que todo se trata de una trampa muy bien elaborada, y que Ray se encuentra totalmente solo en territorio enemigo. Hasta que conoce a un preso de ese lugar (Schwarzenneger), en quien encuentra a un aliado con el que poder salir de ese sitio y desentrañar la trama urdida por alguien que quiere matarle. Como decía al comienzo de esta breve crítica, la película esconde un elemento humano de cara a todos los personajes que otorga al guión una mayor verosimilitud, haciendo que no sea un producto más de tipos fuertes contra malos debiluchos. De hecho, en esta ocasión contamos con James Caviezel en el papel de malvado, un chico que ha sido muy buen actor siempre pero al que, como a tantos otros, siempre se le ha relegado a un terreno secundario. Puede que sea porque no es el típico guaperas de Hollywood, pero en esta ocasión vuelve a lucirse y a demostrar que es uno de los mejores actores más infravalorados.

¿Qué podemos esperar de Plan de Escape? Mucha acción y alguna que otra dosis de buen sentido del humor donde los dos actores protagonistas siguen riéndose de sí mismos. Disponible ya en DVD Y BLUE RAY, es una cinta que se deja ver muy bien y es una buena aventura que la pueden disfrutar desde los más mayores hasta los más jóvenes de la casa

LA GRAN REVANCHA: ENTRETENIDA Y GRACIOSA

Hay muchos empeñados en que determinados actores ya no tienen nada que hacer en el cine actual. Me refiero a Stallone, Schwarzenneger, Van Damme, y un largo etc. Ante tales afirmaciones, solo puedo argumentar los millones de dólares que han conseguido con las dos entregas de los Mercenarios, más luego las películas que han ido haciendo por separado últimamente. Digo yo, que si las siguen haciendo, será porque alguien las ve. Como siempre, surgen las voces que ponen a parir dichas películas sin ningún motivo, salvo el de decir que si son ochenteras, que si están llenas de testosterona, y una larga lista de afirmaciones similares.

El caso de “La Gran Revancha” es el mismo que el de otras cintas recientes de Stallone como “Una Bala en la Cabeza” o la que ha realizado junto a “Gobernator”, “Plan de Escape” que también comentaremos en este Blog en una próxima entrega. Los críticos las han vapuleado. En ellos no me extraña porque normalmente todo aquello que no encaje con su visión pseudointelectual del mundo, como que no existe. Lo peor es el lujo que se permiten de insultar al público que ve estas cintas, menospreciando su criterio. Se retratan ellos solitos con esa actitud. Lo mejor que podemos hacer mientras tanto es seguir siendo fieles a nosotros mismos y no avergonzarnos por decir que nos gustan las pelis de acción “ochenteras”.

Desde luego que “La Gran Revancha” no es una película perfecta y carente de fallos. ¿Merece pasar a la Historia del Cine? Bueno, como siempre, esta es una cuestión absolutamente relativa. Para algunos, la Naranja Mecánica es de las mejores películas de la Historia. Personalmente, creo que es un producto vulgar procedente de una mente que se ha pasado con los porros. Y lo digo de esta forma para ser amable.

La Gran Revancha no será, como digo, de las Grandes, pero sí que es una película que te hace pasar un buen rato y hace que te rías, con lo cual, teniendo en cuenta el bajo nivel del Cine en los momentos presentes, ya es todo un logro. He disfrutado mucho de esta cinta porque Stallone es un Héroe de mi infancia. Mis recuerdos más lejanos con el Cine son precisamente viendo Rocky, Terminator, a Steven Seagal haciendo de un cocinero más peligroso que los de Masterchef. Y no me olvido de Chuck Norris como ese ranger llamado Walker que, aun hoy, sigue siendo igual de entretenido. Y en esta ocasión, Stallone no está solo, porque le acompaña otra leyenda, y también por haber sido un boxeador famosísimo del cine, Robert De Niro. Ambos son Henry Sharp y Billy The Kid Mcdonnel respectivamente, dos de los grandes boxeadores de los años 70, que mantenían una rivalidad dentro y fuera del ring muy conocida.

Treinta años después, se les presenta la oportunidad de celebrar un combate que nunca tuvo lugar, un último asalto con el que se determinará quién es el mejor de los dos. Al mismo tiempo, vamos descubriendo el lado más humano y personal de ambos personajes con el que comprendemos los motivos que llevaron a esa enemistad que les ha marcado para siempre. ¿Es un revival de Rocky y Jake La Motta? Podemos verlo así, pero en clave tragicómica, ya que las bromas sobre los achaques de la edad son constantes. Y para añadirle más comicidad al asunto tenemos a Alan Arkin haciendo de entrenador de Henry Sharp.

“La Gran Revancha” ya está disponible en DVD y BLUE RAY, y es una historia que inspira una enorme nostalgia por los viejos tiempos. Una historia en la que dos hombres nos dicen que, aunque estemos empeñados, no están acabados. Recordando al entrañable entrenador de Rocky: “El Combate solo acaba cuando suene la campana”.

SOBRAN LAS PALABRAS: LIGERA Y AGRADABLE

Esta es la película póstuma de James Gandolfini. Fue la última que hizo antes de morir en trágicas circunstancias. Aunque siempre, para la mayor parte de sus fans, permanecerá en su memoria por dar vida a Tony Soprano. Sin ignorar este hecho, lo cierto es que “Sobran las Palabras” es una de las películas más agradables que se hayan podido estrenar en el último año. Ahora, ya se puede encontrar en DVD y Blue Ray, a un precio no excesivo, pero desde luego si lo fuese, no pasaría nada por pagarlo porque realmente lo merece.

Seamos claros. No es una cinta que vaya a pasar a la memoria colectiva por ser una Obra Maestra del celuloide. Pero sí que es una película que rompe absolutamente con el estilo de las novedades que llegan desde Hollywood. Es un alivio descansar un poco de tanto superhéroe, algo que seguramente no soy el único en agradecer. Con esta película comprobamos que todavía hay espacio para relatos simples, sencillos y geniales. Porque si algo tiene esta cinta, aunque no sea galardonada con ningún premio, injustamente bajo mi punto de vista, es el guión. “Sobran las Palabras” es una muestra de que aun quedan buenos guionistas en la meca del Cine, y cómo sin complicarse demasiado se puede contar una historia con la que todos nos podamos identificar.

Desconozco cuantos de vosotros está casado o lo ha estado, o cuantos tienen pareja actualmente. Pero la recomiendo incluso para los que son solteros. Es una cinta universal, creo que fácilmente todos podemos encontrar algo familiar en ella. Es la historia de Eva, interpretada por la genial Julia Louis Dreyfuss, una mujer divorciada que comienza a sufrir el síndrome del Nido Vacío cuando su hija está a punto de comenzar la Universidad. Trabaja como masajista, y tiene ganas de que el Amor la de una nueva oportunidad. Esto surge cuando conoce a Albert (James Gandolfini), un hombre que está en una situación muy parecida a la de ella. Pronto, ambos creen haber encontrado en el otro a la persona que han buscado desde siempre. Pero esta relación pronto se ve envenenada debido a Marianne, una clienta de Eva, que resulta ser la exmujer de Albert.

Si hay un mensaje que impregna toda la película es precisamente el de no dejar que terceras personas se metan en una relación. Seguramente, más de uno se haya visto en una situación similar, y haya contemplado cómo su relación con un hombre o una mujer, se fuese descomponiendo poco a poco por la desconfianza generada debido a la mala influencia de un tercero. A medio camino entre la comedia y el drama, esta película sin duda es una joya para disfrutar en casa.