Month: September 2014

LA ENTREGA: UN THRILLER MUY HUMANO

A la memoria de James Gandolfini. Esto aparece al final de la película. Sin duda, su personaje de primo Marv, dueño del bar de la mafia chechena de La Entrega, es una de sus mejores interpretaciones, pero Gandolfini siempre será Tony Soprano, al menos en mi memoria, aunque le valore por otras apariciones. ¿Qué más tiene esta película de genial? Pues sin duda, todo. Porque en sí misma, en su sencillez, es un pedazo de película, creo que es uno de los pocos relatos más Humanos que he visto a lo largo de este año en la gran pantalla, y escrito además por uno de mis autores de novela noir favoritos, Dennis Lehane, un Maestro de la narrativa, creador de la maravillosa Mystic River, creador también de la sobrecogedora y extraordinaria a partes iguales Shutter Island, una cinta que cada vez que la veo me gusta más y me hiela la sangre aunque me sepa la historia de memoria.

Un gran guión, merecedor del premio que le han dado en el Festival de San Sebastián que ha finalizado este fin de semana. Además, Gandolfini no está solo en esta historia. El protagonista, su primo Bob, interpretado por Tom Hardy, al que vimos siendo Bane en la última entrega del Batman de Nolan, un chico aparentemente tímido y retraído que tiene numerosas máscaras con las que oculta su verdadero yo; y una Noomi Rapace haciendo de chica que se relaciona con tipos malos que no la convienen. Desde luego que está el elemento noir y policíaco relacionado con la desaparición de un dinero de un peligroso jefe del hampa, pero bajo mi punto de vista, si hay algo que destacar en esta cinta, es precisamente ese elemento humano que caracteriza a todas las novelas de Dennis Lehane, reflejado en esta ocasión en el rescate de un cachorro de Pitbull maltratado. El tímido Bob se hará cargo del precioso cachorro, al que llamará Rocco, y el espectador contempla cómo este animal une a dos personas inmersas en un mundo peligroso del que es difícil salir.

Una película excelente aunque aviso de que hay pequeños tramos en los que el ritmo de la narración decae un poco y puede dar la sensación de lentitud, pero esto no supone problema para este film que es desde luego uno de los estrenos más interesantes de la etapa otoñal. Personalmente, ha supuesto reencontrarme con James Gandolfini una vez más y ha sido particularmente emocionante.

Advertisements

RECOMENDACIONES VARIAS

Debido a la sequía de estrenos verdaderamente interesantes por los que merezca la pena pagar los diez euros que vale la entrada del cine, aquí dejo una pequeña lista con películas que hay ya disponibles en formato doméstico, alguna serie y libros. Procuraré que haya la mayor variedad posible de géneros para que así cada uno elija el que más se ajuste a sus preferencias.

CINE

CLEAR HISTORY: Tragicomedia televisiva realizada por HBO, protagonizada por el genial Larry David, en la que interpreta a un ejecutivo de marketing despedido de una empresa dedicada a la fabricación de un nuevo modelo revolucionario de coche eléctrico. A medida que la historia avanza se van produciendo situaciones más descacharrantes y al mismo tiempo trágicas. Un relato para disfrutar de una forma muy agradable en casa.

UNA VIDA SENCILLA: Esta es quizás una de las películas más bellas que he visto este año, y desde luego, la mejor recomendación que puedo hacer ahora mismo de todas las que hay en DVD. Película de gran éxito en China, nos cuenta la historia de un hombre a punto de entrar en la madurez que ve cómo la mujer que le ha cuidado y casi criado como si fuera su hijo sufre de achaques graves ocasionados por un ictus. Este hombre tiene un deber ético y moral con esta mujer y decide cuidarla para devolverle todos los años de cariño y buenas atenciones que le ha dedicado a él y su familia.

LA PESCA DE SALMÓN EN YEMEN: Basada en una novela que no me gustó mucho, pero la cinta se deja ver bien. Historia de corte un tanto surrealista pero que contiene un trasfondo romántico que la hace agradable. Un jeque árabe aficionado a la pesca del salmón quiere crearse en Yemen un estanque para poder llevar a cabo su hobby, ayudado por un científico interpretado por Ewan Mcgregor, quien al principio considera el proyecto un disparate.

EL PODER DEL TAI-CHI: Cinta homenaje a las artes marciales escrita y dirigida por Keanu Reeves. Estupendo entretenimiento para disfrutar en casa, dirigida a un público amplio, con lo cual es un producto perfecto para disfrutar en familia.

THE GRANDMASTER: La última obra maestra de Wong Kar Wai, para mí ha sido y es la Mejor Película del año. La historia de IPMAN el maestro de artes marciales que entrenó, según cuentan algunos, a Bruce Lee. Grandiosa, épica. Obra imprescindible en cualquier videoteca.

 

 

SERIES DE TV

BATES MOTEL: Revisión de la historia de Norman Bates, el famoso asesino de Psicosis. ¿Cómo se convirtió en uno de los mayores psicópatas del cine? El productor Carlton Cuse nos da la respuesta en una serie protagonizada por la guapísima Vera Fármiga haciendo de madre de Norman, y a un joven Freddie Highmore que encarna al adolescente Norman.

SUITS: Tres temporadas ya disponibles. El Bufete de Pearson Specter es un hervidero de luchas de poder e intrigas personales. Grandes personajes, tensión y momentos de gran humanidad componen una de las mejores series de abogados jamás realizada. Muy recomendable.

TRUE BLOOD: Olvidaos de la mierda de Crepúsculo. Esta serie de vampiros es mucho más que una serie de vampiros. Intriga y misterio se van haciendo más fuertes a medida que avanzan los episodios. Una historia de corte fantástico pero que al mismo tiempo puede ser tan real como la vida misma. Un thriller psicosexual de alto voltaje. Dirigida a los aficionados al género más exigentes.

MAJOR CRIMES: Spin Off de la famosa serie The Closer. Para aquellos que buscan un buen entretenimiento policíaco, esta es una gran elección. Disponibles ya dos temporadas en DVD, hará las delicias de los fans de las historias sencillas y también estremecedoras en ocasiones.

VEEP: Comedia sarcástica sobre el funcionamiento de la Casa Blanca, centrada en la figura de una excéntrica vicepresidenta. Una nueva joya de HBO, como siempre, ampliamente recomendable.

 

 

LIBROS

EL PAÍS DE LA NUBE BLANCA: La escritoria Sarah Lark nos introduce en la magnificencia de Nueva Zelanda a través de una historia romántica al estilo de Jane Austen. Una trilogía que comienza con este volumen. Personalmente, creo que con la lectura de este primero ya es suficiente para hacernos una idea de cómo es su estilo.

LA GENTE DEL MARGEN: EL gran escritor de ciencia ficción Orson Scott Card nos trae un compendio de relatos apocalípticos en los que, muy subliminalmente, nos hace un retrato crítico de los Mormones. Merece la pena su lectura simplemente por la escritura de este autor, que dota de ritmo a sus historias y siempre van más allá del puro entretenimiento.

SKAGBOYS: El regreso literario de Irvine Welsh para contarnos el origen de Trainspotting, cómo estos chicos acabaron enganchados a la heroína. En Skagboys nos reencontramos con Renton, Sick Boy, Begbie y los inolvidables personajes que convirtieron Trainspotting en una novela de culto. De nuevo observamos ese retrato social de una época concreta y de una gente concreta. Los fans de esta historia no deben perderse esta nueva entrega.

LA SANGRE DE LOS KING: Impresionante novela de Jim Thompson, el creador del Asesino dentro de mí. Una historia de violencia y de una crudeza como hacía tiempo que no leía. Un western auténtico a un precio económico de no más de 10 euros. Una obra genial para todo el que busque leer algo sencillo breve y excelente.

GALVESTON: Escrita en el año 2010 por Nick Pizzolatto, creador de True Detective, pero que se edita ahora en España por primera vez a raíz del éxito de la serie. Un relato muy sencillo y también previsible, pero aun así compone un buen ejercicio de estilo. Está muy bien escrito y  tiene poco más de 200 páginas.

 

¡A DISFRUTAR DEL FINDE!

LÍBRANOS DEL MAL: GENIAL THRILLER

Algunos han dicho maldades varias sobre esta película. Desconozco si es para perjudicarla aposta o es que, sencillamente, como deducen que se trata de una cinta de terror, debido al género al que pertenece hay que ningunearla. O es que no les ha gustado porque se pensaban que iban a ver otra cosa, que todo puede ser. El caso es que siempre ocurre con este estilo de películas. Desde hace tiempo tengo claro que, precisamente debido a que es un género minoritario, los estudios tienen poca fe en él y por lo tanto no arriesgan dinero con estas producciones. Así se explica la escasez de buenas películas de miedo en los últimos años, hasta el pasado, cuando llegó “Expediente Warren”, una cinta que no contaba nada nuevo, pero sí que ha marcado la diferencia respecto de otras que estábamos acostumbrados a ver. Empezando por la calidad de su guión y siguiendo por la inversión económica.

Hace ya tiempo que uno de los reyes de Hollywood, Jerry Bruckheimer, está metido en el negocio de dar sustos a los espectadores. Tiempo atrás, ha financiado remakes fallidos de la Matanza de Texas y Viernes 13 (esta segunda no tan mala como la otra). Pero es que no todo depende del dinero y los medios que destines, también se necesita, y es inevitable, un buen guión. Soy consciente de la cantidad de puristas y supuestos entendidos que consideran los efectos especiales como el elemento principal que hace buena una película, y claro, así nos encontramos con basuras estilo Gravity o la última y deleznable experiencia de Spiderman. Desgraciadamente, una película solo puede alcanzar el estatus de buena si tiene una historia interesante, bien construida y unos personajes desarrollados de manera adecuada, entre otras cosas para que los espectadores puedan empatizar con ellos.

Afortunadamente, la tendencia va cambiando, y este género comienza a llenarse con buenos guionistas y con buenos medios. De todas formas, la película que voy a comentar, no es un film de Terror como tal. Es una cinta que abarca dos géneros, como muchas que hay a lo largo de la historia del cine. Por ejemplo: Alien…¿Es una cinta de ciencia ficción? ¿Es una película de Terror? ¿Podría catalogarse como un film mezcla de thriller y ciencia ficción? ¿Ciencia Ficción y Terror? Pienso que cualquier denominación anterior es válida, por tanto, no es una película que se enclave en un estilo concreto. A Líbranos del Mal le ocurre exactamente lo mismo; no es una cinta de Terror, más bien entra dentro del género policíaco o Thriller y contiene un ingrediente de horror psicológico.

Está basada en el libro del sargento Ralph Sarchie (uno de los policías más humanos que he visto en la pantalla desde hace tiempo), que en la película interpreta muy bien Eric Bana, para mayor sorpresa del que escribe esto, pues siempre le he considerado como uno de los peores actores que existen. Desde luego, su interpretación buena se debe no solo a que el personaje de Sarchie es muy interesante, sino también a la labor del director del film quien además escribe el guión de la película. No se trata de una adaptación literal de uno de los casos investigados por el policía, pero esto no es nada malo porque el relato que se nos presenta está muy bien hilado. El elemento policíaco del film es realmente sensacional, pues el espectador logra meterse de lleno en la investigación, como si fuésemos un pasajero más del coche patrulla de Sarchie. Recorremos junto a él las peligrosas calles del Bronx, marcadas por la oscuridad, la miseria y la tensión de que, en cualquier momento, puede suceder algo terrible.

Sarchie es un hombre acostumbrado a la maldad causada por el ser humano. Hombres que maltratan a sus mujeres, madres que enloquecen y abandonan a sus recién nacidos en contenedores de basura, cosas que le hacen perder la fe en Dios. Como le dice el padre Mendoza: “Usted no conoce el verdadero Mal”. Y es que Sarchie va a tener que “humillarse ante Dios” para poder hacer frente al caso que se le presenta, un misterio que trastocará sus creencias para siempre. Ambos personajes, Sarchie y el padre Mendoza, tienen oscuridad en su pasado, y ambos tendrán que hacer frente a sus pecados para poder enfrentarse al Mal, un antiguo miembro de los Marines, poseído por un espíritu maligno.

Los amantes del buen thriller la disfrutarán sin duda. Los que se esperen una película burda sobre exorcismos, mejor que vean otra cosa. ¿El dinero de la entrada está bien empleado? Desde luego.

EL CONGRESO: OTRO INSULTO A LA INTELIGENCIA

No he visto la anterior obra del director Ari Folman, Vals con Bashir, supongo que en algún momento me atreveré a echarle un vistazo, en concreto, cuando vuelva a recuperar la confianza en este creador después del rotundo fracaso de su nueva cinta, El Congreso, estrenada la semana pasada, la cual me había creado buenas expectativas. Desconocía que se trataba de una adaptación del relato “Congreso de Futurología” de Stanislaw Lem, autor de Solaris y muchas obras de Ciencia Ficción. Bueno, no he leído el relato original pero sé qué es lo que cuenta, y cualquier parecido con lo que tiene lugar en esta película es pura coincidencia. En los créditos ponía “basado en”… lo cierto es que de poco sirve, porque en sí misma, la película es una catástrofe que no hay por donde cogerla.

La protagonista es Robin Wrigth, actriz que se interpreta así misma. Esta mujer me encanta como actriz y a medida que pasan los años, la madurez la sienta fenomenal (recomiendo verla en House of Cards con un impresionante Kevin Spacey). La película comienza con una Robin Wright que ya no interesa a nadie, ya no recibe papeles debido a su “edad”, y entonces una productora la ofrece la posibilidad de ser digitalizada. Compran su identidad y ella ya no tendrá que rodar ni tampoco podrá rechazar ningún papel. Parecía ponerse interesante el tema cuando el film se dispone a criticar los avances tecnológicos que, posiblemente en el futuro, cambien totalmente la industria y también surge el debate sobre las elecciones del ser humano y la negación de la libertad para poder llevarlas a cabo.

De pronto, la película se convierte en una cinta de dibujos animados en la que el espectador se siente como si hubiese entrado a la proyección estando fumado. El guión se convierte poco a poco en un disloque, en un pobre intento por mostrarnos las miserias del ser humano. Los peligros de la tecnología, la deshumanización, cómo renunciamos a la libertad a cambio de la seguridad y cómo, ante todo, el ser humano es egoísta y busca la autorrealización. El espectador no es imbécil por regla general (aunque hay directores que parecen pensarlo al igual que una gran parte del público objetivo de estos films, esos pseudointelectuales que se creen moralmente superiores) y somos capaces de percibir claramente que el director quiere decirnos algo sobre lo que estamos haciendo con nuestras vidas, avisarnos de que en unos pocos años podemos convertir este mundo en un lugar repelente para vivir en él. Un mundo que, como bien refleja el film, la gente está dividida en dos grupos: los que viven en la realidad, y los que prefieren vivir sometidos a las drogas químicas que nos hacen pensar que somos algo que no somos.

Espero haberme hecho entender porque, francamente, se me hace muy complicado explicar algo referente a esta película. Lo que tengo claro es que se me hizo tediosa y me pareció un insulto a la inteligencia de los espectadores. ¿Qué razón lleva a Robin Wright a hacer este producto inane? Se me escapa igualmente la comprensión de ese misterio. Esta cinta es una muestra del nivel de basura intelectual que puede alcanzar el séptimo arte en determinadas ocasiones.