Month: June 2014

MI OTRO YO: UNA GRATA SORPRESA

He de reconocer que cuando me fijé en el nombre de la directora del film, Isabel Coixet, fui un tanto escéptico. Como diría Borges, esta señora nunca había escrito para mí, he visto algunas de sus películas y siempre me han dejado con sensaciones un tanto negativas, de no haberme transmitido nada, pero como suele suceder, esto no era más que una perspectiva personal. El otro día dije, porque también mi instinto me lo decía, que esta nueva película de la directora catalana, no iba a gustar a sus habituales seguidores, pues es un cambio radical de registro respecto de lo que nos tiene acostumbrados.

Podríamos decir que “Mi otro Yo” es una película para adolescentes, un drama familiar, un thriller psicológico de corte sobrenatural, un cuento de terror, y acertaríamos con cualquiera de estos diagnósticos, ya que la cinta abarca todos estos temas. Es una historia sobre la desintegración familiar, sobre cómo nos enfrentamos a la pérdida de un ser querido y versa también sobre esa época tan difícil que es la adolescencia. Lo que le sucede a nuestra protagonista, Fay, brillantemente interpretada por Sophie Turner, una joven de 18 años, es lo que le sucede a cualquier joven de su edad. El paso, en este caso muy duro, de la infancia a la edad adulta, los miedos, las dudas y las incertidumbres sobre su futuro, sobre quien le gustaría ser, están reflejados perfectamente. Fay además tiene la sensación de que alguien la persigue, un espíritu extraño, malvado, que resulta ser igual, idéntico a ella.

“Mi otro Yo” es una película además que rinde homenaje a los relatos de terror gótico, al Cine Negro, una buena intriga que mantiene en vilo desde el minuto primero hasta el final. Creo que es una de las sorpresas de la temporada y gustará a todos aquellos que quieran apartarse un poco de los típicos blockbuster veraniegos. En esta ocasión, Coixet nos brinda un gran ejercicio de dirección, pues todos los actores, incluyendo los secundarios como Rhys Ifans o Johnathan Rhys Meyers están muy bien aunque sus papeles sean algo más cortos que el de Sphie Turner. Otro elemento bueno del film, es que es co-producción española, con lo cual parece que vamos cambiando de tendencia y haciendo películas que el público quiera ver, y esto hay que celebrarlo.

¿MERECE LA PENA? Absolutamente.

INSIDE LLEWYN DAVIES/ EL GATO QUE VENÍA DEL CIELO

“Cuanto más dura es la vida, más dulce es la canción”. Este es el claim de Crazy Heart, esa preciosa película en la que Jeff Bridges interpretaba a un cantante de country, haciéndose un homenaje así mismo y a su música favorita. Perfectamente esa frase inicial se puede aplicar también a Llewyn Davies, ese perdedor nato que además se niega a madurar, al que todo le sale mal y no logra levantar cabeza.

La última película de los Hermanos Cohen ya se puede adquirir para verla en casa, y lanzo esta recomendación para esta tarde de sábado, para todos aquellos que no quieran ir al Cine o no les apetezca estar demasiado tiempo fuera de casa. Una cinta sencilla, bella, si acaso nostálgica, donde nos cuentan una historia realmente dura, aderezada con una música maravillosa. Canciones cantadas por el propio protagonista de la película, Oscar Isaac. Y es que, no nos podemos olvidar de mencionar al desencadenante de todas las desventuras de Llewyn, un gato pelirrojo llamado Ulises, al que veremos en brazos de Llewyn, en una de las mejores escenas de la película, cuando ambos están viajando en el metro de Nueva York, con la canción Fare thee Well de fondo.

Esta película es además el retrato de una época, de una sociedad, unos tiempos muy convulsos, de cambios políticos y sociales, marcados por la incertidumbre, no tan diferentes de los que vivimos ahora. Es una auténtica delicia ver esta historia, la cual, los amantes de los gatos, van a disfrutar especialmente. Aprovechando el lanzamiento de esta película, estaría bien recordar la edición en español de un cuento japonés llamado “El Gato que venía del cielo”, un brevísimo libro de poco más de 100 páginas, el cual también supone un auténtico placer para los sentidos, por su brevedad y sencillez, donde encontramos también a un gato muy especial, llamado Chibi, que roba el corazón de un grupo de vecinos de un barrio a las afueras de Tokio.

Esta es mi recomendación para hoy. Próximamente, comentaremos uno de los estrenos de este fin de semana. Mientras tanto, disfrutaremos escuchando las dulces canciones folk de Inside Llewyn Davies.

¿QUÉ VER EN EL CINE ESTE FIN DE SEMANA? NUESTRAS SUGERENCIAS

Inauguramos una pequeña nueva sección en LocosdelCine. Se trata de un breve comentario semanal que haremos sobre los estrenos que haya para ese fin de semana. Sin entrar a juzgar lo que es la calidad de los films, nos limitaremos a informar de su existencia y estableciendo qué tipo de producto tenemos y a qué público se dirige, fundamentalmente, para que así los lectores se puedan hacer una idea de lo que hay en cartelera. En otros sitios, esta labor informativa se ha dejado de lado, optando por hacer valoraciones muy personales basadas en juicios sentimentales ausentes de criterios racionales.

Quizás el estreno más llamativo de la semana es “The Inmigrant”, traducida al español como “El Sueño de Ellis”, un título que está bien y mal al mismo tiempo, porque en realidad la historia se refiere a una inmigrante polaca que llega a los EEUU durante los comienzos del siglo XX, un período de la historia que ya hemos visto reflejado muy bien en “el Padrino”. Esta mujer llega acompañada de su hermana, a la que no dejan entrar en el país porque no supera los controles sanitarios. Wada, nuestra protagonista, hará lo que sea necesario para que su hermana pueda entrar en EEUU, y es aquí donde entra el elemento turbulento de un triángulo amoroso y de odio en el que intervendrán dos hombres, Joaquin Phoenix y Jeremy Renner. El director de esta película, tiene en su carrera cosas realmente buenas como “La Noche es Nuestra”, protagonizada también por el propio Phoenix, una historia de policías corruptos. Desconozco cómo será esta nueva, pero sí que parece un producto dirigido a un público muy cinéfilo que no se conforma con el típico blockbuster, aunque por las cosas que se comentan, de guión no anda muy bien parada. Además de que es una historia que ya hemos visto en otras ocasiones.

Como estamos ya en verano no pueden faltar los productos absurdos que rozan la vergüenza ajena, y como muestra de ello, este fin de semana tenemos “Juntos y Revueltos”, lo nuevo de Adam Sandler con Drew Barrymore. Parece que ambos tienen buena química ya que últimamente hacen alguna que otra cinta juntos. Saliendo Adam Sandler lo que podemos esperar es un relato que o bien nos provoca carcajadas o nos provoca desazón por el nivel de estupidez que puede alcanzar. No tiene ningún tipo de pretensión y es una película que no engaña a nadie. Claramente dirigida a jóvenes, más estultos que inteligentes.

Vuelve también Nicolas Cage, con un impresionante implante capilar, transformado en un ex mafioso que ha seguido la senda del bien, en “Tokarev”. Un aliciente del film puede ser que está dirigida por un español, Paco Cabezas, y el segundo aliciente es el propio actor protagonista, que no levanta cabeza desde hace unos cuantos años, concretamente desde que hizo la segunda parte de “La Búsqueda”. Cinta de acción que, en teoría, no tiene por qué engañar a nadie.

Y por otro lado, encontramos una segunda apuesta dirigida por alguien del cine español, en este caso, Isabel Coixet. Una sorprendente cinta teniendo en cuenta la filmografía de esta directora, que siempre se ha caracterizado por hacer películas un tanto raras y que Woody Allen podría definir como “masturbaciones intelectuales”, porque solo le podrían interesar a ella. Parece que ahora ha cambiado de registro y ha pensado en el público, trayendo un thriller psicológico que tiene por título “Mi otro Yo”, protagonizada por la guapísima Sophie Turner, alias Sansa Stark en Juego de Tronos. Sophie interpreta a una adolescente que es perseguida por lo que parece ser un espíritu que tiene su mismo aspecto, es un doble de ella misma. Un producto Nuevo dentro del estilo Coixet, que seguramente defraude a sus seguidores habituales, pero que ganará algunos nuevos. Ya ahondaremos más en esta cinta en nuestra Crítica.

¿CON CUALES NO TIRAREMOS EL DINERO? Nuestras sugerencias son: “Tokarev” y “Mi otro Yo”, porque son apuestas seguras que tienen un objetivo único y concreto, entretener.

¿CON CUALES TIRAREMOS EL DINERO? “El sueño de Ellis” puede ser una buena película o una auténtica decepción. Tampoco es que haya grandes apuestas este fin de semana, pero con la que, claramente, tiraremos el dinero será con “Juntos y Revueltos”.

MIL MANERAS DE MORDER EL POLVO: MEJOR ESPERAR A VERLA EN CASA

Este va a ser un breve comentario acerca de la pequeña novela escrita por Seth MacFarlane a raíz de su guión de “Mil maneras de morder el polvo”, una parodia del western que se estrena a primeros de julio. Tras haberlo leído me queda claro lo que se puede esperar de esta película. Siendo directo en la apreciación, es un producto que tiene una finalidad muy concreta, que es la de hacernos reír un rato o bien que no nos riamos nada y nos enfademos de manera considerable por haber tirado el dinero de la entrada en semejante estupidez. Francamente, la lectura del libro, publicado por DeBolsillo, es suficiente para que tengamos una perspectiva de lo que nos vamos a encontrar en pantalla, especialmente porque es el propio creador del film el que ha realizado la novelización de su guión.

La cinta está protagonizada por el propio MacFarlane, creador de series míticas como “Padre de Familia” o “American Dad”, en la cual interpreta a un tipo que se define así mismo como “un cobarde por pragmatismo”, pues en el “Oeste, todo lo que no eres tú, quiere matarte”; tenemos también al malvado de turno interpretado por Liam Neeson, que amenaza al protagonista pastor de ovejas con matarle porque estos animales le han fastidiado alguna cosecha; y el elemento femenino lo tenemos en Charlize Theron, a la que el inane protagonista intentará seducir a lo largo del film. Desde luego, la historia no propone nada nuevo aunque para los fans del género del western puede ser un interesante divertimento ya que no duda en reírse de este tipo de películas, criticando todos y cada uno de los aspectos que componían este género tiempo atrás. La pregunta clave es: ¿Merecerá la pena? Aquí ya cada uno que estime lo que crea más conveniente. Considero que esta película es más apropiada verla en casa que gastar el dinero de una entrada en ella, o si acaso, coger el libro, que tiene poco más de 200 páginas, se lee muy bien y es entretenido.

 

THE GRANDMASTER: YA EN DVD Y BLUE RAY

En su momento dije que me parecía una Obra Maestra, y lo reitero. Sin duda, creo que es una película grandiosa en todos los aspectos. Ya hice una crítica detallada de la misma, ahora simplemente me limitaré a decir por qué The Grandmaster es una gran película. Y por qué recomiendo a todo buen cinéfilo que le haga un hueco en su videoteca particular. Aparte de que el director Wong Kar Wai, a medida que pasa el tiempo, va confirmándose como un excelente contador de historias, con este film realiza un buen homenaje a las Artes Marciales, parte imprescindible de la cultura asiática. Ayudado por Yuen Wo Ping, esta cinta contiene unas escenas de combates de kung fu, realmente espectaculares, diría yo las mejores que he visto en mucho tiempo.

Las artes marciales sirven aquí como metáfora de la profunda crisis interna que azotó a China poco antes de la invasión japonesa. Una crisis que tenía dividido al país. Los estilos de lucha del Norte y los del Sur como reflejo de rivalidades antiguas e irracionales que ahora deberán resolverse para estar unidos ante el enemigo nipón. Como representación del Norte, la Baua, la técnica de las 64 Manos, mortal, impredecible y traicionera; como representación del Sur, un hombre que siempre ha vivido en la discreción más absoluta y que nunca ha tenido discípulos. Su nombre: IP MAN. Interpretado por un excelente Tony Leung, actor favorito de Wong Kar Wai, al que podemos ver también en la genial “In the mood for Love”.

El Maestro de las 64 Manos quiere retirarse y ceder el testigo a alguien más joven que sea capaz de unir al Norte y al Sur y fusionar todos los estilos del Kung Fu. Ip Man, es el único Maestro de Wing Chun, y ha logrado superar a todos los maestros del Sur. La hija del maestro de las 64 Manos, Gong Er (Zhang Ziyi), no verá con buenos ojos la derrota de su padre ante Ip Man, y retará a este a un combate. Donde comenzará una historia de amor, un sentimiento que se percibirá en todo momento pero que ninguno de los dos se atreverá a declarar.

La lealtad, el Honor, la Humildad, el respeto a los Maestros, todos estos elementos tienen cabida en esta sensacional película, injustamente tratada en todos los festivales de Cine. Un relato con un poderoso guión, unos buenos actores y una espectacular técnica visual. No dejéis de verla en su Versión Original en cantonés, sencillamente espectacular.

YO, FRANKENSTEIN: ACCIÓN Y ENTRETENIMIENTO, SIN MÁS.

No me voy a extender demasiado con esta película porque tampoco tiene una historia profunda y trascendente. Lo que sí que destacaré es que cumple perfectamente con su cometido, que es el de entretener y hacer que por un rato nos olvidemos de las cosas de nuestra vida. Creo que era Billy Wilder el que decía eso, que el cine tiene el cometido de lograr que nos olvidemos de pagar las facturas. Pues creo que esta cinta cumple muy bien con esa máxima. Por otro lado, ni que decir tiene, que no es una película buenísima ni nada por el estilo. Ahora bien, tiene buenas escenas de acción y Aaron Eckhart, metido en la piel del monstruo de Frankenstein, borda su papel. Estamos quizás ante una nueva muestra en la que un buen actor es capaz de levantar o mantener una cinta que se inclina hacia la mediocridad.

Todos conocemos de sobra el relato de Mary Shelley sobre ese científico llamado Víctor Frankenstein que descubre una manera de otorgar vida a los cuerpos inanimados. Esta película, en vez de centrarse en el debate científico que supondría un descubrimiento de tal magnitud, el cual quizás enriquecería bastante más el guión, se adentra más bien en el terreno de lo fantasioso, un relato típico del enfrentamiento entre el bien y el mal, respondiendo a los orígenes comiqueros de la cinta, porque se basa en un cómic de Kevin Grevioux, quien además escribe el guión junto con el director Stuart Beatti. No pasa absolutamente nada porque no se haya hablado de las implicaciones científicas, porque la historia fantástica no está mal pensada, de hecho y como decía antes, el film tiene secuencias realmente buenísimas como el enfrentamiento en la catedral de la ciudad entre las Gárgolas y el ejército demoníaco enviado por el Príncipe Naberius (Bill Nighy).

La Orden de las Gárgolas representa al Bien, son una especie de ejército de Dios en la Tierra que libra desde hace milenios una guerra contra los demonios enviados por Satanás al mundo cuando fue expulsado del cielo. En medio de este panorama se encuentra Adam, el monstruo de Frankenstein, alguien a quien las Gárgolas consideran peligroso e impredecible, una abominación de la naturaleza contraria a los designios divinos; y para Naberius, Adam es alguien muy valioso, pues le servirá para llevar a cabo un plan maquiavélico que pondría en peligro el destino de la humanidad. El relato da pinceladas breves y poco concisas sobre lo que siente Adam respecto a su origen. ¿Al no ser creado por Dios, tiene Alma? Este podría haber sido un buen tema a desarrollar, así como haber profundizado más en los orígenes de esa guerra divina entre las Gárgolas y los Demonios. Desconozco si estas carencias se deben a recortes presupuestarios o algo así, pero sí que me queda la sospecha de que es un proyecto maltratado no precisamente por los guionistas sino por alguien por encima de ellos.

Aun así, el resultado sirve para pasar una buena tarde de entretenimiento. Supone una buena alternativa ante otras opciones que halla en las salas que no sean de mucho agrado. Es una película que va directa a la cuestión, sin complicaciones, solo tiene el propósito de que disfrutemos con unas buenas peleas y con un Aaron Eckhart, que cada día, es mejor actor.

CÓDIGO DE DEFENSA: ENTRETENIMIENTO AMABLE

Esta es una de esas películas que no tiene trascendencia alguna, pero que suponen un buen producto para esas tardes de sábado después de comer. Tiene un metraje adecuado y no se hace pesada, además de que cuenta con John Cusack como protagonista, un actor muy solvente, de lo mejor que hay en el panorama actual, y que por alguna razón se ha encasillado en papeles más dramáticos. Esta es de esas pocas veces en las que hace algo diferente y que se sale fuera de su registro tragicómico.

Es una cinta de acción, con ciertos toques de adrenalina, nacida a partir de los tecno Thrillers actuales estilo Jason Bourne etc, sobretodo se nota por los movimientos de cámara. En esta ocasión, Cusack interpreta a un agente secreto caído en desgracia, Y es que nunca ha tenido problemas con su trabajo, pues su perfil psicológico es el de alguien carente de empatía y con problemas para relacionarse socialmente, lo cual le hace encajar como Ejecutor. Pero pronto, esa frialdad, se torna frágil, cuando se ve obligado a matar a una niña, pues es testigo de cómo él ha asesinado a su familia.

Ante esto, su jefe le destina a Inglaterra, a una Estación Clandestina. Se creó durante la Segunda Guerra Mundial, para mandar misiones secretas a los agentes de los diferentes servicios de espionaje del mundo, misiones que pasaban desapercibidas a la supervisión de los Organismos Internacionales. Esas tareas están codificadas por expertos matemáticos. Es en este sitio cuando empieza una auténtica lucha por la supervivencia, pues unos terroristas quieren usar esa Estación para organizar un atentado cuyas consecuencias serían una Tercera Guerra Mundial. Para ello, Cusack además tendrá que proteger a la experta en números, una estudiante recién licenciada (Malin Ackerman), que no sabe nada acerca de para qué se utilizan los códigos que debe crear.

Puede encontrarse esta película tanto en Blue Ray como en DVD. La compré para pasar un buen rato y no defrauda. Ante la ausencia de estrenos destacables esta semana, dicha película supone una buena opción.

LANZAMIENTOS DE MERCURY Y DIVISA PARA EL MES DE JUNIO

A continuación dejo una lista de los estupendos lanzamientos que vamos a tener en este mes, películas de ayer que siguen siendo clásicos hoy, historias que nos han conmovido y que no importa cuántas veces las veamos porque seguirán haciéndolo. Estarán disponibles tanto en Blue Ray como en DVD, después de haber sido sometidas a un cuidadoso proceso de restauración de su imagen y sonido. Todas ellas merecen un buen lugar en la videoteca de cualquier LocodelCine:

https://www.youtube.com/watch?v=HfjXIV-4RNI

12 DE JUNIO. LANZAMIENTOS NACIONALES DE MERCURY:

AMANECE QUE NO ES POCO (JOSE LUIS CUERDA)

CARMEN LA DE RONDA (TULIO DEMICHELI)

LAS COSAS DEL QUERER ( JAIME CHÁVARRI)

¿DONDE VAS, TRISTE DE TI? (ALFONSO BALCÁZAR)

MUERTE DE UN CICLISTA (JUAN ANTONIO BARDEM)

NACIONAL 3 (LUIS GARCIA BERLANGA)

PARIMONIO NACIONAL (LUIS GARCÍA BERLANGA)

LA PRIMA ANGÉLICA (CARLOS SAURA)

REMANDO AL VIENTO (GONZALO SUÁREZ)

EL SUR (VICTOR ERICE)

12 DE JUNIO. LANZAMIENTOS DE FILMS INTERNACIONALES DE MERCURY:

CONFIDENCIAS (LUCHINO VISCONTI)

LA HERENCIA FERRAMONTI (MAURO BOLOGNINI)

VIVA…LA MUERTE TUYA (DUCCIO TESARI)

12 DE JUNIO: SERIE DE TV

LOS BORGIA TEMPORADA 2

 

17 DE JUNIO: LANZAMIENTOS DE DISNEY Y DIVISA:

¿QUIEN ENGAÑÓ A ROGER RABBIT? (ROBERT ZEMECKIS)

1,2,3 SPLASH (RON HOWARD)

ALTA FIDELIDAD (STEPHEN FREARS)

EVITA (ALAN PARKER)

GOOD MORNING, VIETNAM (BARRY LEVINSON)

LADYKILLERS (JOEL E ETHAN COHEN)

LIFE AQUATIC (WES ANDERSON)

SNAKE EYES (BRIAN DE PALMA)

¡QUÉ RUINA DE FUNCIÓN! (PETER BOGDANOVICH)

QUIZ SHOW (ROBERT REDFORD)

REBELDES DEL SWING (THOMAS CARTER)

 

SERIE DE TV: 17 DE JUNIO

VELVET TEMPORADA 1 (PAULA ECHEVARRÍA Y MIGUEL ANGEL SILVESTRE)

X-MEN: DÍAS DEL FUTURO PASADO, HÉROES MUY HUMANOS

Ha sido un gran alivio y una enorme sorpresa encontrarme con esta película. Siempre es un placer reunirse de nuevo con los X-MEN y pasar una buena tarde de acción y entretenimiento. Yo diría que esta película va mucho más allá de lo que son las escenas impresionantes. El metraje es de dos horas y cuarto, que pasan como un auténtico suspiro, el ritmo no da tregua para que el espectador respire un poco, cada minuto es un peligro añadido. La tensión aumenta hasta que llega el final, el cual, me ha arrancado una enorme sonrisa, algo que desde hace un tiempo no hacía ninguna película.

No voy a entrar en detalles frikis relacionados con el cómic. Entre otras cosas porque no he leído la historia original de Chris Claremont y John Byrne, pues parece ser que los guionistas se han tomado ciertas licencias respecto al texto original, y es que de este tipo de cuestiones ya se encargarán otros. Bajo mi punto de vista considero más importante centrarse en lo que nos cuenta el film. Y es que esta película es una cinta de Transición, de cambios, un relato en el que ya nada volverá a ser como creíamos. Olvidemos lo que hemos vivido en la primera trilogía de los Mutantes, porque la Historia ha cambiado absolutamente. ¿Qué es lo que nos deparará el Futuro? Pues habrá que esperar a la siguiente película para averiguarlo, la cual, ya está en marcha. No se puede decir que Bryan Singer haya pecado de ser alguien confiado con su película, de hecho, creo que es muy consciente de que ha hecho una gran película de X-MEN, bajo mi punto de vista, mejor que las tres primeras películas juntas. Algo que habrá contribuido a esto sea el fichaje por parte de Fox de Mark Millar, uno de los mejores guionistas actuales de cómics, que ha trabajado con numerosos personajes de Marvel y DC.

En esta ocasión, nos encontramos un mundo destruido, sometido a un régimen tiránico, gobernado por los Centinelas, unos robots fabricados por el industrial Bolívar Trask (Peter Dinklage), un megalómano obsesionado con la idea de que los Mutantes exterminarán al resto de los seres humanos sin poderes por considerarles inferiores. Los Centinelas han destruido a los mutantes y a los humanos que los ayudaban. Solo queda un reducido grupo, liderado por los ancianos Profesor Xavier y Magneto, que vuelven a estar interpretados por Patrick Stewart e Ian Mckellen respectivamente. La única posibilidad que hay de evitar la Guerra: enviar a alguien al Pasado para cambiarlo y evitar que en el Futuro estalle el conflicto. Solo una persona puede resistir ese peligroso viaje, pues consistiría en trasladar su Conciencia a su Yo del Pasado, un proceso peligroso que dañaría irreversiblemente al viajero. Pero alguien que tenga el poder de regenerar sus heridas podría resistirlo. Una vez más, el anihéroe Lobezno (Hugh Jackman) está dispuesto a salvar la situación.

“En aquella época estaba perdido. Tendrás que ser paciente conmigo” (Xavier)

Lobezno además se encontrará en una complicada situación, y es que deberá encontrarse con un joven Charles Xavier (James Mcavoy) abatido, psicológicamente hundido, y quizás el único que pueda ayudarle a ser el que era, es su amigo- enemigo Erik Lensher , alias Magneto (Michael Fassbender), momentos en los que la amistad de ambos estaba rota.

“Deberás ayudarnos en una época en la que no podíamos estar más separados” (Magneto)

Bajo mi punto de vista, si hay algo realmente poderoso en esta película, es la esencia humanista que esconde detrás de la parafernalia de super poderes, instantes pequeños en los que logras empatizar con los personajes, que ya no son simples tipos raros con extrañas habilidades, pues percibimos mucho mejor sus sentimientos e inquietudes, sabemos por qué sufren. Por ejemplo, cuando parece que todo está perdido, un Magneto anciano herido se dirige a su viejo amigo Xavier: “Tantos años perdidos en un continuo conflicto entre nosotros, Charles”, y ambos se dan la mano, recuperando esa gran amistad; o el brillante encuentro entre el Charles joven y su Yo Futuro, quien alecciona al joven con la sabiduría que dan los años: “Que una persona tropiece no significa que sea un caso perdido”.  Quien brilla en esta cinta es sin duda Mcavoy en su papel del Profesor, logrando una interpretación mucho mejor que en la predecesora Primera Generación. Aparte de los personajes principales, encontramos también secundarios muy interesantes, como Hank, alias Bestia, el joven genio científico que con los años se convertirá en uno de los aliados más importantes de los X-Men, y también a Mercurio (Evan Peters) un joven dotado de supervelocidad, el cual, esperamos volver a ver con un papel mayor en la siguiente película, en la cual se aclare mejor su origen, aunque en esta ya dejan alguna pista. Los lectores habituales de X-Men sabemos ya el secreto de este personaje pero no lo revelaré aquí.

Podría seguir enumerando momentos excelentes del film pero al final esto sería un texto que destriparía absolutamente la película. ¿Merece la pena el dinero de la entrada? Desde luego, si hay una cinta de superhéroes que merezca la pena, sin duda alguna, es esta nueva de X-Men, la cual, es un soplo de aire fresco y una auténtica maravilla dentro del género. Me ha devuelto la esperanza hacia este tipo de películas después de la basura insultante de Amazing Spiderman 2, la cual desde luego, no vale ni un céntimo. Diversión, adrenalina y viajes en el tiempo, esto es lo que nos traen los X-Men, creo que no se puede pedir nada mejor.

MALÉFICA: BUENA IDEA MAL EJECUTADA

Este es un pensamiento que tengo desde hace algún tiempo, pero creo que Disney se piensa que los niños son básicamente tontos. No lo digo por decir, sino basándome en pruebas verídicas, en concreto, extraídas de este film. Vamos a ser claros desde el principio. Esta película no tiene ninguna validez y desde luego, es perfectamente prescindible. Lo único bueno que tiene es el enorme esfuerzo que hace Angelina Jolie para que el relato no se convierta en un episodio barato de serie juvenil insulsa. Un esfuerzo que bien merece numerosas alabanzas, porque ella está realmente fantástica. Además de su gran belleza que logra que esté guapa de cualquier manera, logra que empaticemos con su Maléfica, una malvada que no es tan malvada, porque ya sabemos que nadie es del todo ni malo ni bueno, sino que hay matices.

Esta película nos relata una historia que ya conocemos de sobra, pero con ciertas alteraciones para otorgarla un aire distinto y que no se nos haga demasiado evidente la sensación de que es un reboot. Lo cierto es que ni la grandiosa Angelina Jolie es capaz de eliminar las sensaciones que experimenté mientras veía la cinta, y es que Disney copia descaradamente y sin ningún rubor, fragmentos estéticos de otros filmes. Así nos encontramos unos árboles gigantes como guerreros, muy parecidos a los Ents de El Señor de los Anillos. De hecho, uno de estos incluso tiene una cara que es una copia exacta del Balrog de Moria aparecido en la Comunidad del Anillo; por otro lado, el territorio de las Hadas dominado por Maléfica, cuando esta sucumbe al Mal, y transforma todo su ecosistema dotándolo de oscuridad, recuerda bastante a las escenas nocturnas de Avatar; otro ejemplo es cuando Maléfica se encuentra en las ruinas de un castillo, donde se hacen una serie de planos que recuerdan mucho a Gandalf y Radagast en el Hobbit, entrando a la fortaleza en ruinas de Dol Guldur.

Podría decir que me siento ciertamente insultado con esta película, no andaría lejos de la realidad ese diagnóstico, y seguramente, mucho desprevenido que vaya a verla tendrá las mismas sensaciones, solo si tiene grandes conocimientos cinematográficos desde luego, porque el público infantil al que va destinada, disfrutará de la película sin problema, aun así, teniendo en cuenta que la factoría Disney ha tenido una época bastante buena, es más recomendable recurrir a otros clásicos para entretener a los pequeños de la casa, por lo menos incluso los mayores que las vean no tendrán la sensación de que se insulta su inteligencia. Lo peor que tiene Maléfica es que entra dentro de ese tipo de historias que tienen pretensiones de ser trascendentales, y no consiguen nada, tan solo dejarnos la sensación de que el género fantástico está absolutamente agotado ahora mismo y dominado por Tolkien y George Martin, quienes nunca se libran de que llegue algún lumbreras a copiarles. Porque este film no se libra tampoco de las referencias a Juego de Tronos, véase el Cuervo, véase el Dragón al en las secuencias finales.

En conjunto Maléfica es un episodio estúpido, pueril e insulso de una serie juvenil de Disney Channel, en la que no faltan la adolescente mona y el adolescente con cara de pámfilo que parece un suplente del grupo One Direction, personificado en esta película en el Príncipe que se “enamora” de Aurora, la Bella Durmiente, interpretada por Elle Fanning a la que tenía un cierto respeto desde “Super 8”, ahora ha perdido la buena consideración. Estos dos personajes son imberbes, carentes de sentido y solo provocan arcadas.

Con esta película, Disney ha cometido una enorme estafa a los espectadores, y siento ser tan radical, pero me veo en la obligación de avisarlo, sobretodo en estos tiempos de crisis económica, donde no se puede tirar el dinero en cosas absurdas. El que quiera deleitarse con Angelina Jolie a lo mejor tiene momentos de disfrute, pero desde luego esta película merece ser tenida en cuenta para ganar un premio a una de las Grandes Estupideces del año.

Le doy a esta película un aprobado raspado por pura misericordia y porque Angelina Jolie está realmente genial teniendo en cuenta la pobreza de su personaje, porque el mensaje que subyace en todo esto es que no hay nada más auténtico que el amor de una madre a sus hijos. Sabemos que está ahí pero no se percibe bien, por lo tanto la película es un fracaso absoluto.