BIG BAD WOLVES: IMPACTANTE, CRUDA, MAGNÍFICA

“Este es un cuento relatado por la Policía Israelí. Y como todo cuento, empieza con un Lobo. Un Lobo que no se conforma solo con comerse a las niñas. El Lobo eres tú por cierto”

Tarantino ha dicho de esta película que es la “mejor que ha visto este año”. Yo diría sin duda, que es una de las Mejores, porque ha habido, por el momento buenas cintas, aunque si bien es cierto, que han sido pocas. Procedente de Israel, nos llega una cinta que sobrecoge e impacta. Desde luego, las sensaciones que he tenido durante el metraje han sido varias, y todas rozan la pura tensión, el impacto y la crudeza. Una historia poderosa realizada de manera portentosa por la grandiosidad de sus imágenes. Nunca antes había oído hablar de los directores Navot Pushado y Aharon Keshales, pero a partir de ahora, no se me olvidarán sus nombres. Porque estarán asociados a una película realmente magnífica y que no dejará a nadie indiferente.

Como decía al comienzo, este es un Cuento sobre un Lobo, alguien que disfruta matando y violando niñas, y que es muy escurridizo, porque la policía es incapaz de pillarle. Todo transcurre en una pequeña población, alejada del ruido urbano, rodeada de bosques y praderas, donde los gritos son silenciados. Los brutales crímenes de este monstruo, entrelazarán la vida de tres hombres, cuyos destinos se ligarán en uno solo, el cual, tiene posibilidades de acabar bastante mal: por un lado, un policía que siempre actúa en esa fina línea que separa la Ley de la Injusticia; el padre de una de las víctimas, desesperado y sumido en la rabia por la pérdida, incapaz de soportar la incompetencia de la policía para coger al asesino; y un profesor de Estudios Bíblicos, que al parecer, es el principal sospechoso de los crímenes. Además, este Lobo tiene una particular firma con la que se burla de las familias de sus víctimas, y es que esconde las cabezas de las mismas.

Es una fábula sobre la venganza con ciertos toques de humor negro que aderezan un poco la crudeza de ciertos momentos. Poco a poco vemos también cómo el policía va cambiando de actitud ante los horrores que contempla reflejados en el padre justiciero, que en un momento sentencia: “Los Psicópatas solo temen a otros Psicópatas”, manifestando de este modo que es consumido por su lado más tenebroso, y que está dispuesto a llegar a donde haga falta para recuperar la cabeza de su hija. La película nos sumerge en un debate que ya hemos podido tener en más de una ocasión sobre una de esas cuestiones morales de carácter universal: ¿Estamos legitimados a tomarnos la Justicia por nuestra mano? Aquí dejo la pregunta, vosotros reflexionad sobre el asunto.

¿Es una película recomendable? ABSOLUTAMENTE

¿Merece la pena el dinero de la entrada? ABSOLUTAMENTE

Solo me queda desearos a todos que la disfrutéis.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s