JOVEN Y BONITA: UN JUEGO PELIGROSO

He tenido la oportunidad de ver esta película, que aún se encuentra en algún cine, aunque no muchos. Pienso que va a pasar sin pena ni gloria, lo cual tampoco me extraña demasiado. Tras haberla visto y haber reflexionado un poco sobre el film, llego a la conclusión de que es una historia fallida que podría haber dado mucho más de sí. Esto me lleva a cuestionarme a mí mismo, porque si uno busca información sobre la misma, podrá comprobar que tiene muy buenas críticas en general. Pero esto también me conduce a la inevitable conclusión de que alguno se ha embolsado una considerable cantidad de dinero por hablar bien de este producto.

Soy incapaz de definir cuál es el target al que va dirigida. ¿Puede que vaya dirigida a aquellos que sean padres de niñas adolescentes? Puede ser, de hecho, la protagonista es una jovencita de 17 años, dicho sea de paso, muy atractiva con un enorme sex appeal. La actriz elegida para el papel, Marine Vacht, que ha sido modelo, encaja a la perfección en el papel de adolescente, aunque se nota que tiene poca experiencia como actriz. Personalmente no me ha transmitido nada. Tiene momentos altos y bajos en el film, ciertos fotogramas en los que parece que por fin va a cambiar su expresión facial, pero enseguida nos decepcionamos porque sigue impertérrita. Si acaso tiene un momento único en toda la película, que dura hora y media, en el que el espectador pueda realmente empatizar con ella.

¿Cuál es el planteamiento de este film? Pues Isabelle es la típica chica de 17 años que lleva a rajatabla lo que Rimbaud decía en uno de sus poemas, eso de que “A los 17 no se puede ser serio”. De hecho, el poema es recitado entero en el film por los compañeros de clase de Isabelle. Puede decirse que el texto sirve de esencia para esta película, en la que se nos dice que esa edad es la etapa de los excesos, donde el amor también es desinhibido. Vale, hasta aquí puedo llegar a comprenderlo. Ahora bien, me surgen las siguiente preguntas: ¿Con este poema pretende justificarnos el director el hecho de que Isabelle decide meterse a puta? (Buena parte del metraje son escenas de sexo con algún que otro señor madurito) ¿Es que como la adolescencia es una etapa difícil todo está justificado? Afortunadamente, cuando la madre de la chica se entera de lo que su hija hace la da una paliza. Afortunadamente, tenemos una reacción coherente. Pero enseguida todo se viene debajo de nuevo como un castillo de naipes.

Digo esto porque volvemos a encontrarnos con cliché bastante explotado en series juveniles o en películas sobre adolescencia, y es que gusta bastante eso de poner a los padres como unos peleles que no se enteran de nada o unos tiranos que coartan las libertades de los hijos. Por otro lado, en esta película encontramos otro personaje importante en la vida de Isabelle, su hermano más pequeño que está en la pre adolescencia y al que no sé muy bien cómo definir. Podría ser un poco voyeur, porque espía a su hermana cuando esta va ligerita de ropa, parece incluso que es el único que no se toma ni mal ni bien el hecho de que su hermana sea una puta. Desde luego la película no escatima en mostrarnos el estereotipo del preadolescente pajillero. Este personaje se queda al final en eso, y es una pena.

¿La película retrata los problemas de la juventud actual? ¿Redes sociales, pornografía en Internet? Sí, pero no ofrece ninguna solución a los mismos. El director, François Ozon, se queda muy tranquilo enumerándonos cosas que ya sabemos y sibilinamente toma partido culpabilizando a Internet y el progreso tecnológico de los males de la Joven y Bonita Isabelle. Lo cierto es que hubiese estado mucho mejor ahondar en el perfil psicológico del personaje, averiguar con más detalle qué es lo que impulsa a una chica a obsesionarse con perder la virginidad y cómo eso desemboca en transformarse en prostituta. La sensación global que me ha dejado la película es de que es “sectaria” y muy tendenciosa, porque todo el argumento acaba reduciéndose a una de las escenas en la que un cliente le dice a Isabelle: “La que es puta un día, lo es al siguiente”. Este film es en sí mismo un Juego bastante Peligroso porque critica pero al mismo tiempo justifica las actitudes de Isabelle. No es una película que recomiende a nadie, aunque para ser justos, es una buena llamada de atención para aquellos que sean padres, para que recuperen su labor como Educadores y no dejen que sus hijos tomen como modelo lo que vean en los medios de comunicación. Un film con buenas ideas mal ejecutadas y carentes de magia.

Advertisements

2 comments

  1. Está claro que no hemos visto la misma película. ‘Joven y bonita’ es una de las últimas perlas ácidas del enfant terrible François Ozon. Una crítica en clave de comedia muy negra sobre la ausencia de valores y futuro para los jóvenes de hoy en día. Isabelle me recuerda a Catherine Denueve en ‘Bella de día’, fría como un témpano, inexpresiva. La actriz irradia belleza rodeada de un aura de melancolía. Con el cine de Ozon no se puede ser moralista, no es un cineasta que quiere adoctrinar, intenta que el espectador sea testigo, nada más. De hecho, ‘Joven y bonita’ es uno de sus mejores obras junto con ‘En la casa’ o ‘Gotas de agua sobre piedras calientes’. El hecho de insinuar que sus buenos comentarios son comprados es completamente ofensivo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s