GUERRA MUNDIAL Z: ENTRETENIDA Y MEJOR DE LO ESPERADO

Que nadie malinterprete el titular. Desde luego que lo he pasado muy bien viendo esta película, no aburre y hasta tiene momentos de cierta tensión bastante bien llevados. Pero desde luego no es ni tan buenísima como dicen algunos, ni tan malísima como dicen otros. En su momento afirmé que no quería ver esta película en el cine. Ahora que ya está en DVD y a un precio que no supera los diez euros, me ha parecido oportuno verla y así ya poder lanzar un juicio más adecuado sobre la misma. Entre otras cosas porque fue si acaso el bombazo del verano pasado. Pero creo que  fue un bombazo más bien “ficticio”, porque claro, Brad Pitt no es que sea el protagonista de la cinta, es que además pone la pasta para llevarla a cabo.

Tras el éxito de su estreno, se anunció que la segunda parte se pondría en marcha próximamente, y si las noticias no han cambiado mucho, será el español Juan Antonio Bayona quien la lleve a cabo, pero será supongo dentro de un tiempo considerable, porque antes tiene otro proyecto personal que quiere llevar a cabo, la adaptación de “Un Monstruo Viene a  Verme”, libro que hemos analizado en LocosdelCine en otro artículo y que podéis encontrar sin problema. Que quede claro que, no comparto el entusiasmo por una segunda parte de esta Guerra Mundial Z, porque entre otras cosas soy incapaz de vislumbrar una solución medianamente coherente para esta historia, algo que ya se podría haber hecho perfectamente en esta primera entrega simplemente alargando un poquito más el metraje. Hay veces que es mejor ver una película que supere las dos horas y solucionar bien una historia que andar haciendo secuelas por que sí. Pero no vamos a ser tan ingenuos como para pensar que esto no tiene un objetivo únicamente comercial.

Como decía anteriormente, creo que es una película muy entretenida, pienso que Brad Pitt hace un papel estupendo, pero no entra dentro de sus mejores interpretaciones ni de lejos, y además aunque sea una historia más de Zombis, sí que tiene un planteamiento algo diferente. Considero que no es una película que debamos meterla en el “Género Zombi” del estilo de George Romero, más bien se sitúa en el plano de una cinta de corte apocalíptico, muy cercana a películas como “Estallido” o “Contagio”, es decir, películas que nos hablan sobre los desastres ecológicos que continuamente causa el ser humano  y que, la madre Naturaleza, no tarda en cobrarse su venganza por ello. Hay que estar muy atentos  a los créditos iniciales de Guerra Mundial Z, porque es ahí donde se desgranan ciertas perlas ecologistas del director Marc Forster con las que nos da una aproximación a la causa de la pandemia.

Porque la gracia de este film está en averiguar quién es el Paciente 0, dónde se ha originado esta debacle y cómo se puede parar. Brad Pitt es el héroe de la ONU, experto en este tipo de casos, encargado de resolver el misterio, y estará dividido entre quedarse con su Familia o enfrentarse a ese trabajo que dejó y que en el pasado casi logra destruir su matrimonio. La esencia de la historia es muy simple, y no es una adaptación literal del best seller de Max Brooks, imposible de llevar a cabo al lenguaje cinematográfico, porque el original está escrito como si fuera un documento periodístico, un reportaje que está situado en la línea temporal posterior a la pandemia, después de que el mundo entero haya sucumbido al apocalipsis zombi. El periodista es el protagonista y narrador, nos va desgranando los hechos a través de testimonios de civiles que perdieron a familiares  por la plaga. Es casi como un documental transcrito al papel. ¿Habría sido mejor haberlo hecho así? Seguramente, incluso le habría aportado cierta originalidad, aunque no mucha, porque tenemos ejemplos señalados de películas sobre zombis grabadas como si fuera un reportaje: el primer ejemplo es patrio, nuestra REC, de Jaume Balagueró y Paco Plaza, muy bien realizada como producto absurdo de serie B; y por otro lado “La Tierra de los Muertos” de George Romero, filmada con la misma cámara y una atmósfera similar a REC, como si el que graba fuese un civil con su cámara de video casera.

Al terminar de ver Guerra Mundial Z, me sorprendí por lo bien que lo había pasado, porque esperaba algo tremendamente malo o tremendamente bueno, pero no, es un producto de entretenimiento sin demasiadas pretensiones. Desgraciadamente, Marc Forster, director de la chapuza de Quantum of Solace, tiene antecedentes de querer largarnos panfletos metafísicos que al final solo consiguen arruinar una historia interesante. En esta ocasión, ha optado por la acción y la emoción y le ha salido bien, pero me alegro de que la segunda parte cambie de manos. No es que sea la mejor película para recomendar, pero sí que resulta un ejercicio bueno para pasar una buena tarde de cine en casa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s