EL PODER DEL DINERO: ENTRETENIMIENTO SIMPLE

Esta es una de esas películas que podemos disfrutar en casa sin ningún problema, entre otras cosas porque tampoco nos cuenta nada nuevo ni original, pero sí que es adecuada para una sobremesa con la que poder refugiarnos del calor veraniego. Siendo sinceros y sensatos, esta cinta no valdría mucho si no es por la aparición de Gary Oldman y Harrison Ford. Dos líderes de empresas tecnológicas punteras, rivales, antiguos amigos que por el devenir de los acontecimientos se convirtieron en enemigos. Sí que me gusta la introducción de la película, narrada por el propio protagonista, en la que nos habla sobre aquellos tiempos en los que tener un título universitario servía para encontrar un trabajo, y que esa dorada época ya no existe. El joven, interpretado por Liam Hemsworth, es efectivamente universitario, pero lleva varios años como un simple becario en la empresa Wyatt Mobile, de la que es dueño Gary Oldman.

En su afán por querer más, por alcanzar la riqueza, por emborracharse de ese poderío que supuestamente tiene el dinero, el joven se verá envuelto en un caso terrible de espionaje industrial, en medio del enfrentamiento entre los dos titanes tecnológicos. La cuestión es: ¿Cómo logrará salir de esa espiral de corrupción? Podría servir esta historia como un relato sobre la redención personal, de alguien que toma conciencia de que algo ha hecho mal y que quiere reparar los daños, pero al final el guión resulta demasiado simple, demasiado repetitivo. Por otro lado, Liam Hemsworth, hermano de Chris Hemsworht, es decir, de THOR, es un actor realmente patético. No es que Thor sea un gran intérprete shakespiriano ni nada parecido, pero al menos da más el pego. Este chico está muy verde y desde luego demuestra en lo que se está convirtiendo el cine ahora mismo, en una fábrica de enchufados similar a la de las instituciones políticas.

Como decía al comienzo, para disfrutar en casa está bien, sin más, no tiene nada de especial, aun así hablo de ella para todos aquellos que no les apetezca algo de lo que hay en la taquilla actualmente. Por supuesto que hay cosas en formato doméstico mucho mejores que esta, pero debido a que estamos en época vacacional, quizás sea mejor optar por ver cosas que no nos hagan pensar demasiado y que se sostengan medianamente como producto sencillo de entretenimiento. El Poder del Dinero es un ejemplo de esto, un relato simple y que cumple con la función de hacernos pasar un rato agradable.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s