ESPECIAL CINE DE ARTES MARCIALES (2): IP MAN

Ayer comenzamos un Especial que durará hasta el estreno de “El Poder del Tai Chi”, o sea, una entrega más mañana y, si la memoria nos ayuda, a lo mejor una tercera recomendación. Porque queremos ante todo realizar recomendaciones para ver durante las próximas vacaciones de Semana Santa. Durante las fiestas, seguiremos hablando de las novedades que vayan saliendo al mercado doméstico, aunque lo vemos complicado, porque últimamente hay pocas cosas que sean verdaderamente significativas. En la primera entrega, hablamos sobre “Duelo de Dragones”, un film que no tiene solo algún que otro combate de artes marciales, que también es una poderosa historia de corte policíaco y un buen drama humano en el que hay presentes temas de la vida cotidiana. Hoy, nos alejamos un poco del realismo, y nos lanzamos de lleno al género Histórico, porque nuestra entrega de hoy versa sobre un personaje que existió de verdad, y al que conocemos precisamente  a las películas que se han hecho sobre él. Hablamos del que sería Maestro de Bruce Lee. Nos referimos a IP MAN.

Poco conocemos acerca de su vida personal. Se han hecho tres películas, que sepamos, sobre este personaje. La más reciente ha sido “The Grandmaster”, la última Obra Maestra de Wong Kar Wai. Pero hoy hablaremos de IP MAN, la cinta protagonizada por Donnie Yen, una de las mayores estrellas del cine de artes marciales de China. Según parece realizó una segunda entrega, pero esta aún no ha salido en nuestro mercado, y si lo ha hecho, actualmente se nos hace complicado encontrarla. Debemos situarnos en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial, durante la invasión de China por parte de los Japoneses. Si hay alguien interesado en conocer las atrocidades cometidas por los nipones, recomendamos “Las Flores de la Guerra” de Zhang Yimou, una cinta cuyo valor cinematográfico reside precisamente en su importancia documental más que como obra relevante digna de pasar a los anales del séptimo arte.

Una vez ya situados en el contexto, nos sumergimos en una de las ciudades más conocidas por la afluencia de las escuelas de artes marciales. Los Maestros de estas escuelas disfrutaban haciendo exhibiciones, presumiendo ante el pueblo de los buenos luchadores que tenían. En esta ciudad vive IP MAN (Donnie Yen), que es sin duda, mejor luchador que todos los demás, pero su carácter y personalidad le convierten en un hombre querido y respetado. No le gusta presumir de nada ni mostrar sus habilidades. No quiere tener escuela ni discípulos, pues su mujer no aprueba que se sumerja en ese mundo, ya que teme que le hagan daño. El panorama de la guerra cambia las circunstancias. Pronto, IP MAN se ve así mismo en la tesitura de tomar una decisión bastante complicada: ganarse el sustento con el kung fu, o mendigando en las calles un empleo normal para que su esposa esté tranquila.

Una serie de circunstancias atenuantes obligan a IP MAN a convertirse en el Maestro de artes marciales que es, a mostrarlo a los demás, y es entonces cuando se ve obligado a luchar en una competición contra soldados japoneses. Aquí vemos la metáfora del enfrentamiento entre las dos naciones, y a IP MAN convertido en la esperanza de su país. Una gran película de artes marciales con trasfondo humanista.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s