GRAVITY: UN INSULTO A LA INTELIGENCIA

Las películas, al igual que los libros, la música, la pintura y un largo etcétera de cuestiones artísticas, pueden clasificarse según mi modesta opinión, de la siguiente manera: Hay cintas que son Obras Maestras, esto quiere decir que aparentemente carecen de fallos o estos son mínimos, y suponen un gran ejemplo de cómo dirigir y cómo narrar una historia, véase Ben Hur, véase El Padrino y todas las que conocemos ya de sobra consideradas como tales por los entendidos. Por otro lado, hay películas excelentes, muy buenas que sin llegar a ser brillantes del todo cumplen una función que es la de transmitirnos algo como lo haría la Obra Maestra pero sin llegar a ese nivel de “trascendencia” que se requiere para calificar una película como tal. También hay films que no tienen ningún tipo de pretensión, solo entretener y hacer que el espectador se pase un buen rato.

Y por otro lado están, dentro de las obras que podríamos considerar de serie B o tirando a malillas, películas que a lo mejor no tienen muchos medios y un guión tirando a mediocre pero que resulta que nos provocan risa y diversión. En esta categoría a lo mejor podemos meter Resacón en las Vegas o cualquier comedia de despropósito simplemente por mencionar un ejemplo. Esta es sencillamente una opinión personal sobre cómo se podrían clasificar las películas, y desde luego disfruto con todas ellas, entre otras cosas porque normalmente son sinceras, no pretenden vendernos nada, simplemente que disfrutemos una tarde de un espectáculo que podrá estar mejor o peor ejecutado. Como decía Billy Wilder, si un film consigue que nos olvidemos de pagar las facturas, habrá cumplido con su cometido.

Pues Gravity está absolutamente alejada de todas estas categorías mencionadas atrás. Esta nueva película del director Alfonso Cuarón, al cual aprecio enormemente por que tiene dos auténticas películas grandiosas como Hijos de los Hombres o la tercera entrega de Harry Potter (para mí la segunda y única mejor después de la Piedra Filosofal), es un auténtico insulto a mi inteligencia. Y no es que me considere Einstein ni mucho menos, pero el caso es que al finalizarla, a mi mente solo acude una pregunta: ¿Qué quiere contarme? Porque el relato no puede ser más simple y más inocuo. Una misión espacial en la que todo se complica. Protagonizada por Sandra Bullock haciendo de la doctora Ryan Stone y por George Clooney que sale apenas 10 minutos en toda la película. La doctora debe reparar una estación espacial, y Clooney es el piloto de la nave en la que han venido junto con otros tripulantes. Están tranquilamente flotando en el espacio. Clooney cuenta historias que al espectador le importan un bledo sobre anécdotas personales y en tono de despedida, parece que se va a jubilar de la NASA y reciben una llamada de Houston avisando de que un misil ha roto un satélite y que los restos flotan por ahí, amenazantes. Rápidamente se pone en marcha una evacuación de emergencia y comienza la odisea para la doctora Stone y el piloto quienes sufren diversos avatares en una encarnizada lucha por la supervivencia.

El comienzo de la película, con frases concisas sobre el espacio, que si la temperatura es tal, que si solo hay silencio…en fin faltaba añadir “Nadie podrá oir tus gritos” y que apareciese la mítica Teniente Ripley de Alien. Los diálogos son inanes, vacíos como el propio espacio. La película, no vamos a negarlo, tiene excelentes medios técnicos. De hecho, la mayor parte de las críticas realizadas se centran especialmente en que hay que verla en 3D. Sinceramente, desde Avatar no he visto una película con la que me sintiese tan estafado, y eso que en los últimos años ha habido películas realmente malas, pero por lo menos no le toman a uno por imbécil. Se supone que la doctora está traumatizada y destrozada psicológicamente por la pérdida trágica de su hija…pues sinceramente, Sandra Bullock, no logra que empatice con ella en ese sentido. Se supone que la situación nos debe transmitir agobio, miedo, angustia….pero es un soberbio aburrimiento. Pero lo mejor de todo es que ya tenemos la solución si nos quedamos atrapados flotando en el espacio. Tras ver esta película he llegado a la conclusión de que no nos hace falta ser Superman para poder desplazarnos por el vacío espacial. Basta con tener a mano un extintor, y apretarlo regularmente. Algo que ya vimos en Wall-E, al tierno y encantador robotito que también lo utilizaba. Lo que ocurre es que Wall-E es encantador, tiene gracia. Lo de Gravity, que encima pretende vendernos una odisea “realista”, es cuanto menos una burla y alcanza niveles altos de estupidez pocas veces vistos antes en el cine. Si esta película se lleva el Oscar, será la prueba definitiva de que a algún académico le faltan varias neuronas.

Advertisements

4 comments

  1. Al autor de esta nota le digo:

    Su criterio es muy corto. Es una película, y mas que eso, es una película de ficción. La historia es de lo mas simple, sin embargo embona de manera correcta.

    Iré por pasos:

    Primero, al parecer, su conocimiento de cine es muy pequeño. Decir que el papel de Clooney es insignificante por su poco tiempo en pantalla es algo ridículo. Alguien que se atreve a ser crítico de cine debería saber que no importa el tiempo de pantalla del personaje, si no su peso en la historia. ¿No me cree? Vea Shakespeare Apasionado, donde Judi Dench salió 10 minutos en pantalla y fue la causante de la historia (cabe mencionar que ganó un Oscar por su actuación). ¿Otro ejemplo? En Una Historia Violenta de David Cronenberg, el personaje de William Hurt tiene 7 u 8 minutos de pantalla y no quita que el sea el principal antagonista de la película (y, por igual, fue nominado al Oscar por su papel). El papel de Clooney es importante por que el es la voz de la experiencia, la voz de la razón, el es el pensante, el que actua con inteligencia y aún así, no sobrevive. Si usted como crítico se atreve a decir que “a el espectador le importa un bledo las historias de Clooney” es por que olvida que el espectador va al cine a “olvidarse de las facturas”, como bien dijo Wylder.

    Sandra Bullock, después de la perdida de su hija, cree ya no tener propósito en su vida. Aunque tal vez la actriz no logra captar la esencia del personaje, la historia del personaje es tan sencilla que funciona. Ella cree no tener propósito en la vida, a diferencia del papel de Clooney que su meta antes de jubilarse era romper un record espacial. Sin embargo, ante la adversidad ella encuentra un nuevo propósito: sobrevivir; lo que su hija no logró.

    Eso es lo que Cuarón intenta decirle: la vida se trata de (simbólicamente representado en la escena final) levantarse después de caer. De nunca perder la esperanza.

    Gravity no es insulto a la inteligencia como usted dice, si no, un simple toque a los instintos humanos más básicos. Si usted no pudo experimentar ninguno de estos sentimientos, es por que entró al cine con una idea completamente equivocada de lo que vería. Usted entró pensando que vería una película de heroísmo, cuando la dra. Stone en realidad es una sobreviviente.

  2. Aunque la película de Cuarón no creo que pase a los anales de la historia del cine con letras doradas, la conclusión a la que llegas me parece totalmente equivocada. Vale que la historia sea simple, pero, ¿no está bien planteada? ¿Acaso una película, para ser buena, ha de tener un argumento complicado y farragoso? A pesar de que la película de Cuarón, a mi entender, ha recibido quizás demasiados halagos de la crítica, tampoco merece los palos que le das injustificadamente. El personaje de Clooney no creo que esté de mas, y sus anécdotas que dices no interesan al espectador, lo único que hacen es dar mas realismo a la situación. Es un recurso muy usado en el cine cuando se quiere dar una pátina de cotidianidad a una escena, el introducir alguna conversación aparentemente intrascendente para la historia.

    No se si esperabas un filme de ciencia ficción o que tenias en mente cuando fuiste a ver esta película, pero, en todo caso, creo que eso alteró completamente tu criterio a la hora de valorarla en su justa medida. La labor de un crítico, amateur o profesional, es analizar desapasionadamente y con un criterio lo mas objetivo posible una película, no ensañarse con ella aportando unos argumentos poco sólidos, como creo que haces en este caso.

    Un saludo.

  3. Yo tampoco estoy de acuerdo con la crítica, a mí la película aunque de guión algo simple, te mantiene en vilo hasta el final, por otra parte los efectos están muy logrados, y logra impregnar el ambiente axfisiante de la situación en el espectador.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s